Oreiro posó desnuda para la promoción del ciclo "El deseo"

La nueva serie de Telefé saldrá al aire a partir del lunes. Una historia de pasiones y desencuentros en un pequeño pueblo.

16 Abr 2004
1

COMO VENUS. La actriz de “Cachorra” vuelve con un osado papel.

BUENOS AIRES.- Finalmente llegó el día esperado. Luego de una prolongada ausencia, Natalia Oreiro vuelve a la televisión. Y lo hace con una novela que promete elevar la temperatura y el rating de Telefé. Se trata de "El deseo", que se verá desde el próximo lunes semanalmente, a las 23, por el canal de las pelotitas.
"El deseo" es un pequeño pueblo con aguas termales curativas, pero también un pantano que todos prefieren evitar. Como en todo pueblo chico hay pasiones, secretos y misterios.
Sus habitantes giran alrededor del spa y del hotel propiedad de Dalmiro Bernal (Daniel Fanego) y de su mujer Mercedes (Soledad Silveyra). La excepción es Flauta (Luis Luque), un artista bohemio que los desprecia. La hija de los Bernal es Antonia (Vera Carnevale) y su novio Máximo (Claudio Quinteros), al que Dalmiro considera su sucesor. Todos los personajes están ligados a los Bernal, ya sea por razones laborales, sociales o afectivas. Por diversas circunstancias llegan al pueblo Javier (Daniel Kuzniecka) y Carmen (Oreiro). Carmen es una artista de variedades sin mucha suerte en su trabajo que tiene la esperanza de ganar dinero para poder emigrar y Javier va para cumplir con un trabajo e irse. Pero "El deseo" los retiene. Ambos se quedan y sus vidas cambian para siempre. También cambia la vida del pueblo. Las pasiones contenidas estallan. Los secretos y los misterios comienzan a revelarse y nadie va a poder seguir siendo el que era antes.
El elenco, se completa con Susana Campos y Mauricio Navarro. Los libros son de Mario Segade y Gustavo Belatti, autores de programas como "Resistiré" y "Vulnerables", entre otros.
"Carmen no tiene mucho que ver conmigo, creo que todas las mujeres somos un poco de eso, creo que lo interesante es dejarse ser y no tenerle miedo a ser un día una cosa y otro día otra", señala Oreiro. "Soy muy conservadora, en mi vida cotidiana, en mi manera de pensar, en las cosas que producen miedo", añadió. Sin embargo, la artista no tuvo problemas en posar desnuda para las fotos de promoción del ciclo que, según rumores, provocó la ira de su marido, el líder de "Divididos", Ricardo Mollo. "Está un poco celoso, pero respeta mucho mi trabajo", dijo la actriz. (Télam-Especial)