Mató a puñaladas a su pareja y luego intentó suicidarse

Cometió el femicidio delante de sus hijos

04 Feb 2017
Estaba en su casa con sus tres hijos. Era una siesta normal. Nadie se imaginaba que algo malo estaba por pasar. Su pareja ingresó de manera improvista y la atacó con un puñal. Luego de herirla mortalmente, se el hombre autolesionó con la misma arma, pero no cumplió con su objetivo de quitarse la vida. El violento episodio se registró en San Pedro de Colalao.

Laura Marcelina Balderrama, de 28 años, se encontraba en la vivienda del barrio San Ramón. Como lo hacía todos los días, realizaba las tareas domésticas antes de ir a trabajar a un bar de esa localidad. Sorpresivamente, en el hogar se presentó Santos Adolfo Castañares (35), empleado comunal, de quien se había separado hace varios meses.

Según intormaron fuentes judiciales, ambos comenzaron a charlar, pero el diálogo se transformó en discusión. Los tres hijos presenciaron la pelea. Los vecinos comentaron a los investigadores que primero escucharon los llantos de los menores y después observaron salir de la vivienda a Castañares.

A los pocos minutos regresó con un cuchillo de grandes dimensiones. No dijo mucho, simplemente atacó a su ex pareja.

Luego, pese a las súplicas de los hijos, tomó el cuchillo y se produjo un profundo corte en el cuello. Fue trasladado al hospital de la zona, donde se encuentra en grave estado.

Los familiares de la víctima le contaron al personal de la División Homicidios, que estuvieron bajo las órdenes de Hugo Cabezas, que la pareja estaba en pleno proceso para que se dictara un régimen de visita para que él, que es padre de uno de los tres chicos, pudiera verlo. También se cree, en base a los testimonios de los allegados de Balderrama, que habría tenido problemas con las bebidas alcohólicas.

Hasta el cierre de esta edición, los investigadores trataban de averiguar si la joven había denunciado a su ex pareja por violencia de género. El fiscal Diego López Ávila ordenó la aprehensión de Castañares y, por el momento, se encuentra con custodia policial en el hospital de Trancas.

Comentarios