Aseguran que no se modificará el tope de edad para jubilarse

El titular de la Anses dijo que no está previsto en la reforma que se viene y reiteró la no venta de las acciones que posee el organismo

07 Jun 2016
BUENOS AIRES.- El director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, afirmó que las acciones que ese organismo tiene en empresas privadas no se venderán para afrontar el pago de sentencias y reajustes de haberes para más de dos millones de jubilados, y aseguró que tampoco se modificará la edad jubilatoria en el marco de la reforma previsional que impulsa el Poder Ejecutivo.

“Desde el primer momento que la principal financiación del programa son las ganancias que genera el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) año a año, de $ 70.000 millones”, indicó Basavilbaso, al tiempo que precisó que “el costo del proyecto es de $ 75.000 millones, y con el blanqueo (de capitales que también quiere lanzar el Gobierno) ya se puede cubrir el resto” de las necesidades financieras para pagar la deuda del Estado con los jubilados. Si bien reconoció que el proyecto contempla los pagos de sentencias y reajustes, e incluye una reforma jubilatoria, Basavilbaso aclaró que “no hay una intencionalidad del Gobierno de hacer un cambio de edad” mínima o máxima para que un trabajador se jubile. Explicó que para la reforma se va a integrar una comisión “que tiene que estar conformada por expertos en la materia, por los partidos políticos y por centros de jubilados, que en conjunto con el Gobierno redactarán la nueva ley jubilatoria, en un plazo de tres años”. Sin embargo, afirmó que “es mucho mayor el fondeo del sistema previsional cuando se baja la informalidad laboral que por un cambio de edad” mínima para jubilarse.

El titular de la Anses puso de relieve que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad trepó 18,45% en los primeros cinco meses del año, al señalar que “en diciembre el FGS era de $ 650.000 millones y actualmente es de $ 770.000 millones”. La Anses tiene participación accionaria en 45 empresas privadas y en la petrolera estatal YPF, heredadas de la estatización del dinero que manejaban las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP), por un volumen de $ 65.000 millones. (Télam)

Comentarios