La voz de Di Palma fue el emblema de “La Fortaleza”

El conductor, locutor, recitador y actor cordobés fue convocado a Monteros por el Indio Apachaca. Se lucieron en la primera edición y con el paso de los años se transformó en un clásico del festival

15 Ago 2014
1

CON LOS DEL NORTE. Daniel Grillo, Carlos Ferreyra, Julio Di Palma (centro), Ramón Aguilar y Nito Argañaraz. elsonar.com.ar

Los dos primeros animadores del Primer Festival Folclórico del Noreste Argentino “Monteros de La Patria Fortaleza del Folklore”, fueron el cordobés Julio Enrique Di Palma, más conocido como “El Cacique” o “El Caballo” y el pampeano, José Adolfo Gallardou, “El Indio Apachaca” .

“En realidad, Gallardou, que tenía a su cargo el guión y la coordinación general del festival, fue quien convocó a Di Palma, en 1965, para que animara junto a él”, destacó Roberto Juárez (72 años), integrante de la primera comisión organizadora y ejecutiva de este evento que llegó a ocupar el segundo lugar en trascendencia, después del Festival de Cosquín.

Cuatro hermanos
“Di Palma, que nació en Río Segundo, Córdoba, el 8 de febrero de 1932, es un animador, locutor, recitador y actor nacional criado en la poesía y la vocación artística. Es hijo de Tomás y Josefa Di Palma, y hermano de Carlos, José, Roberto y Héctor (los últimos tres fueron dibujantes y diagramadores de la revista cordobesa Hortencia). Se casó con María Del Pero con la cual formó una familia con cuatro hijos”, especificó el profesor Edgardo Eudoro Sánchez Tello, contratante de los artistas y también miembro de la comisión organizadora.

Desde pequeño
“Di Palma comenzó desde muy pequeño a desarrollar sus actividades como presentador de bailes, eventos pueblerinos, deportivos, fiestas familiares, etcétera -agregó Sánchez Tello-. Incluso, a los 16 años, abandonó el campo donde había nacido y se instaló en la ciudad de Córdoba, donde ganó concursos de locutor e ingresó al radioteatro y al teatro”, detalló Juárez.

“Asimismo -aclaró Tello- ya había intervenido como animador en varias confiterías con espectáculo. Además, escribió programas para radio, novelas, guiones, glosas, y obtuvo una formación actoral en el teatro. A los 18 años se lo requirió para escribir las glosas de las presentaciones radiales de “Los Chalchaleros”, que recién comenzaban, posibilitándole el alto honor de hacer amistad con Juan Carlos Saravia, el líder máximo del grupo. También trabajó en las presentaciones junto al humorista Rodolfo Zapata en la “Confitería del Plata”, dónde este último hacía su pesentación como bailarín”.

En Buenos Aires
“En 1955, al cumplir los 23 años, Di Palma viajó a Buenos Aires para integrar los elencos radioteatrales de las tres grandes emisoras: El Mundo, Splendid, Belgrano, en la que queda como “relator” de los elencos con las grandes figuras de entonces (eran seis novelas diarias) hasta 1963. Entonces fue tentado para un espectáculo de tango conducido por él, en el viejo Canal 7, protagonizado por Miguel Caló, con el que sale de gira por Centroamérica. Animó programas argentinos/paraguayos protagonizados por Sara Benítez, quien la asesoraba sobre folklore y la historia de su país junto a don Mauricio Cardozo Ocampo (autor, entre otras célebres obras, de “Galopera”, “Regalo de amor”, etcétera)”, dijo Juárez.

“El debut televisivo fue con Jean Cartier, participando en desfiles de modas, revistas y shows musicales. Luego llegó al cine. Formó parte del elenco de la primera película argentina filmada en el sistema de Cinemascope, titulada Campo Arado (1959)”, puntualizó Tello.

En Esta Nota

Monteros
Comentarios