"Julio Ardiles Gray", el nombre que los vecinos eligieron

La escuela 319 de La Florida, en Villa Quinteros, fue bautizada ayer con el nombre del prestigioso escritor, docente y periodista de LA GACETA nacido en Monteros.

30 Nov 2013

La Escuela 319 del paraje La Florida, ubicado a siete kilómetros al oeste de Villa Quinteros, desde ayer lleva el nombre del desaparecido escritor, docente y periodista Julio Ardiles Gray.

La imposición formal se concretó en la mañana, durante un acto que se desarrolló en el edificio de la institución educativa. Desde el jueves, vecinos y educadores del lugar se habían abocado a los preparativos; el objetivo era que se transformara en una gran fiesta, pero el entusiasmo se vio opacado por un robo que se produjo en la institución (ver nota aparte). Por esa razón, la ceremonia se retrasó más de una hora. Pese a ello, la emoción afloró cuando los parientes de Ardiles Gray y los maestros recordaron la distinguida trayectoria de quien fuera periodista de LA GACETA. Susana Stein, sobrina del homenajeado, leyó el mensaje de Ana Ezcurra (viuda del escritor; no pudo asistir). Lo definió como "un abnegado cultor de las letras e incansable educador".

La decisión de imponer su nombre surgió de una terna propuesta a la comunidad por docentes y alumnos. Por unanimidad, los vecinos de la localidad se pronunciaron a favor de que la escuela se denominara Julio Ardiles Gray. Los otros nombres que habían sido puestos a consideración fueron: Niño Rural y Electo Urquiza.

"Nos colma de orgullo que nuestra escuela lleve ahora el nombre de un monterizo que trabajó por la cultura de nuestro pueblo y nos dejó un valioso legado. Su labor trascendió las fronteras de nuestra provincia y del país. Por eso, este homenaje perpetuará su nombre también en este espacio de la educación", afirmó la directora del establecimiento escolar, Miriam Basile.

Placa y bendición

En el acto estuvieron presentes Eda, Teresa, Soledad y Rolando Ardiles Gray, hermanos del homenajeado. La ceremonia se inició con la entonación del Himno Nacional. Luego se procedió al descubrimiento de la placa en la que se recuerda al escritor que falleció en 2009 a los 87 años.

Se lo destaca como profesor, periodista, escritor y hacedor de cultura. Se especifica como año de su nacimiento 1922 y también el de su deceso. Fue bendecida por el sacerdote Jesús Pastor.

La resolución ministerial que impone el nombre de Ardiles Gray a la Escuela 319 data de 2007 y recién en abril de este año el gobernador José Alperovich firmó el decreto correspondiente.

Trayectoria

Ardiles Gray se recibió de maestro en 1939 y ejerció la docencia en escuelas públicas de San Juan y de Tucumán. Además de la docencia, durante su extensa carrera se dedicó al periodismo, a la literatura, a la dramaturgia y a la actividad política. Entre sus logros se destaca la creación del Consejo de Difusión Cultural y fue el impulsor de lo que hoy se conoce como Septiembre Musical.

En LA GACETA se desempeñó como jefe de Teatro y Cine durante las décadas del 50 y del 60. También fue secretario general de la revista Primera Plana y redactor del diario La Opinión.

En 2004, la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) lo distinguió como doctor Honoris Causa en reconocimiento de su vasta trayectoria periodística y literaria.

Ladrones amargaron una jornada de fiesta

Lágrimas de enojo y angustia derramaron ayer el personal y los vecinos de la escuela de La Florida (Villa Quinteros) que ahora lleva el nombre del escritor de Monteros Julio Ardiles Gray.

A primera hora de la mañana, cuando abrieron el local para realizar el acto de imposición del nombre, se dieron con la novedad de que los ladrones habían ingresado durante la noche. No sólo se llevaron un freezer colmado con alimentos preparados para el agasajo que se iba a ofrecer al mediodía a niños, vecinos y visitantes, sino también elementos de trabajo.

Es el tercer robo que se produce en el establecimiento en menos de un año. "Nos desmantelaron. Hoy se llevaron lo último que nos quedaba de valor en la cocina y en el depósito de materiales", denunció Miriam Basile, la directora.

En septiembre los ladrones se alzaron con equipos de audio y con alimentos luego de violentar puertas y ventanas.

Meses antes se habían llevado de un aula seis computadoras y otros elementos que habían sido entregados un tiempo antes.

Esta vez, además del freezer, la comida y fardos de gaseosas, los delincuentes se apoderaron de una garrafa, palas y una carretilla. Tal como en las anteriores ocasiones, destrozaron puertas y ventanas para acceder al interior. Al parecer y, según los rastros dejados, todo lo robado fue trasladado en una camioneta.

"Lo que pasa es que en esta escuela no hay nadie durante la noche. Queda a merced de los ladrones. Ya nos dejaron sin nada. Y los que sufren las consecuencias son los niños", lamentó Mercedes Reinoso, una auxiliar de mantenimiento que trabaja allí hace 35 años.

La escuela N° 319 es de jornada completa, por lo cual, casi 80 alumnos se alimentan en el comedor que quedó desmantelado. "No se llevaron la heladera porque al parecer saben que no funciona", observó Mercedes. La Policía de Villa Quinteros se hizo presente en el lugar y montó un operativo de rastrillaje con el fin de dar con los ladrones.

Comentarios