Violentos disturbios en Río de Janeiro y San Pablo

Miles de profesores y estudiantes respaldaron la huelga que iniciaron hace dos meses los educadores. La Policia reprimió con gases la intervención de un grupo activista.

08 Oct 2013
7

EN LLAMAS. Las calles de Río de Janeiro se convirtieron en un campo de batalla. FOTOS DE REUTERS

BRASILIA.- Dos marchas pacíficas de educadores exigiendo mejoras salariales en Brasil terminaron en violentos enfrentamientos con la Policía. Zonas céntricas de Río de Janeiro y Sao Paulo terminaron en batallas campales entre manifestantes y las fuerzas del orden tras una pacífica marcha de profesores del sector público a favor de reivindicaciones laborales.

Decenas de miles de profesores se concentraron en la zona de Candelaria, centro de Rio de Janeiro, como parte de las actividades realizadas en respaldo a la huelga iniciada hace dos meses por reclamo de aumento salarial y contra la violencia policial, reseñó la agencia de noticias Ansa.

La concentración de más de 10.000 personas (según algunos, de hasta 20.000) que marchaban ordenadamente, pero al oscurecer, algunos manifestantes arrojaron bombas incendiarias contra edificios públicos y el consulado estadounidense, que fueron respondidas por la policía antimotines con gases lacrimógenos.

También una marcha en Sao Paulo, en apoyo a los profesores de Río, terminó en enfrentamientos con la policía después de que varios bancos fueran saqueados por manifestantes encapuchados.

En ambos casos, la violencia llegó apenas cayó la noche. Grupos de jóvenes encapuchados, del grupo anarquista "Black Bloc" atacaron el acceso a la alcaldía de Río, reventaron vidrieras de bancos, cajeros automáticos y quemaron colectivos.

Los manifestantes también sacaron muebles de bancos que usaron como barricadas para protegerse de la policía, que usó gas lacrimógeno contra ellos.

"Sin la policía no hay violencia. Cuando están allí siempre hay", dijo el anarquista Hugo Cryois, de 23 años, que llevaba colgada una máscara antigas en el cuello. "Vine preparado", aseguró. "No puedes confiar en ellos".

Los profesores se manifiestan desde hace dos meses, en reclamo de aumento de sueldos, sin recibir respuesta del gobierno.

Algunas fuentes indican que en las protestas de este lunes se congregaron para marchar unas 50.000 personas antes de que la protesta terminara en violencia. Sin embargo, la policía habla de sólo unas 10.000. (Télam-DPA-Reuters)
Comentarios