La guerra civil en Siria provocó 60.000 muertos

Aviones atacaron una estación de servicio.
Compartir

AMANN/DAMASCO.- Más de 60.000 personas han muerto en Siria desde que hace 22 meses empezó la revuelta que desencadenó una guerra civil, según los cálculos de Naciones Unidas. El organismo elevó dramáticamente la cifra estimada de víctimas fatales en momentos en que no hay señales de tregua a la vista y arrecian los combates en todo el país. La comisaria de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, afirmó ayer en Ginebra que sus investigadores utilizaron siete fuentes referenciales durante cinco meses de análisis para elaborar una lista de 59.648 individuos reportados muertos entre el 15 de marzo del 2011 y el 30 de noviembre del 2012. "Puesto que el conflicto no ha cesado, podemos asumir que más de 60.0000 personas han perdido la vida hasta inicios de este año. La cantidad es mucho mayor a la que esperábamos y resulta verdaderamente impactante", dijo.

Ayer, decenas de personas fallecieron en un suburbio de Damasco por un ataque aéreo del Gobierno, que convirtió a una estación de servicio en un infierno que incineró a los conductores que se habían apresurado para llegar al lugar, buscando una inusual oportunidad de llenar sus tanques de combustible. "Conté al menos 30 cuerpos quemados o desmembrados", denunció el activista Abu Saeed, que llegó al suburbio de Muleiha (una zona residencial e industrial situada a las afueras de la capital).

Las fuerzas armadas del presidente, Bashar Al Assad, controlan el centro de Damasco, mientras que los insurgentes mantienen los alrededores y amplias zonas del interior del país, sobre todo en el norte y el este. Uno de los grupos más activos es el Frente al Nusra, vinculado por EEUU a Al Qaeda, que lanzó una ofensiva con armas automáticas y morteros contra el aeropuerto militar Afis, en la provincia de Idlib. (Reuters-DPA)

Etiquetas de esta nota
Más como esto