"Estamos para molestar; esa es nuestra función"

Fernando Blanco Muiño, titular de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), aseguró que la tarea de las asociaciones del sector es educar al consumidor, lo que dará poder al ciudadano. Cuestionó además la política de precios del Gobierno. Inauguraron una sede provincial

18 Nov 2012
1

PLANTEO. Fernando Blanco Muiño explica las tareas prioritarias de una asociación de consumidores.

"Nosotros estamos para molestar, esa es nuestra función". Así se presentó Fernando Blanco Muiño, presidente de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), en su última visita a Tucumán. El titular del organismo de Defensa del Consumidor estuvo en la provincia para participar en la inauguración de la filial provincial. En ese marco, el directivo dejó en claro las funciones de las asociaciones de consumidores ante la política de precios y el estado actual de los servicios. "Hay muchas asociaciones serias que llevamos adelante una labor a conciencia. Pero la magnitud del trabajo es mayor respecto del número de la asociaciones. Deberíamos ser complemento del Estado, no subsidiarios de lo que no hace", dijo.  
Blanco Muiño también aconsejó adelantar las compras de productos secos o no perecederos, destinados a las fiestas de fin de año. "No se debería dejar a ultimo momento las compras porque cuanto más se a cerca el fin de año, aumentan más los precios", agregó. 
En esa línea, el directivo advirtió otro aumento 12% promedio en las empresas de telefonía celular. "Eso lleva en el año a una suba acumulada de casi un 31%. Los celulares aumentarán por arriba de los indices de inflación de las consultoras privadas. Además, el impacto será mayor sobre el 75% del universo de usuarios, ya que corresponde al sistema prepago o tarjeta que adquiere la gente más humilde", resaltó el titular de la UCA, quien además planteó la necesidad de declarar servicio público a la red móvil, que cuenta en la actualidad con más de 58 millones de líneas en el país.
Educación, la base de todo
El letrado hizo hincapié en educar al consumidor como tarea prioritaria de las organizaciones de defensa de los consumidores. "Esa función debería ser subsidiaria del Estado. Es el que tiene que instruir dónde y de qué manera viable el reclamo", afirmó. Sin embargo, el abogado remarcó que el Estado viene presentado falencias en sus obligaciones.
"Lo que falta es la educación al el reclamo, que el consumidor sepa que hay un lugar dónde demandar para que vaya y lo haga. Ello permite manejar estadística y demostrar qué servicio funciona mejor o peor.  Si nadie reclama, nadie se enterará si un servicio funciona bien o mal", explicó el asesor.
Sobre el nivel de mediación administrativa, Blanco Muiño remarcó que "hay más acuerdos entre las administraciones y los proveedores, que entre las administraciones y los ciudadanos. "Hay que tomar decisiones, el Estado debe ejercer el poder de policía porque la leyes nacional o provincial se los permite, dijo. Se reciben muchos reclamos por incumplimiento contractual y mala calidad de los servicios, según la UCA.

Inflación 

El titular del organismo calificó de preocupante el nivel de inflación en el país. "Genera costumbre y una economía inflacionaria que lleve a ese tipo de conducta desembocará en una situación insostenible". "La estrategia del Gobierno en tres años fue negar la inflación, y lo único que logró fue más inflación", añadió.
Para la Unión de Consumidores de Argentina, la suba de precios llega a un 24,8% interanual. "Relevamos precios, no establecemos un índice. Es lo que podemos hacer, sino nos pasará lo que a otras organizaciones...", aclaró. 
"De todas formas, el 10% interanual del Indec también es alto para un país, que posiciona a Argentina como el segundo país de Latinoamérica con mayor porcentaje", manifestó el directivo.
La UCA forma parte de la red Consumers International, la denominada voz global de los consumidores. Y entre sus áreas de enfoques, trata servicios de productos alimenticios, bancos, comunicaciones, internet, medio ambiente, publicidad, salud y prestaciones públicas. La oficina en la provincia comenzó a funcionar ya en San Juan 190, segundo piso, en San Miguel de Tucumán, y es la segunda sucursal en el interior del país. La central se encuentra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La filial tucumana estará presidida por Jorge Mendía, el ex legislador radical. El dirigente expresó que el objetivo inicial es concretar un proceso de concientización y educación del consumidor en tiempos de inflación. Inclusive, llamó a las demás organizaciones a sumarse al proyecto institucional. 
"Queremos hacer un trabajo a nivel provincial, integrando a concejales y municipios. La filial se abocará al control y el relevamiento de precios, ya que en la provincia no existe un registro actualizado", enfatizó Mendía. 

Comentarios