La Red Mundial de Editores convoca a una protesta global contra Argentina - LA GACETA Tucumán

La Red Mundial de Editores convoca a una protesta global contra Argentina

La organización reúne a periodistas de 60 países y su presidente es Ricardo Kirschbaum, de Clarín. Reclamo contra la ley de medios.

12 Oct 2012
2

PORTADA. El GEN pidió que se enfoque la atención en la "crisis de libertad de prensa en Argentina". CAPTURA DE PANTALLA

BUENOS AIRES.- La Red Mundial de Editores (Global Editors Network, GEN) pidió ayer a los medios de todo el mundo que dirijan su atención "a la crisis que afecta la libertad de prensa en la Argentina", según difundieron en un comunicado. En el país, "el periodismo independiente enfrentará una seria amenaza el 7 de diciembre. Ese día, según el Gobierno, deberá producirse el desguace del Grupo Clarín, el grupo de medios independiente más importante del país", dice la publicación de la red, cuyo presidente es Ricardo Kirschbaum, editor general de, justamente, el diario "Clarín".

"El 7 de diciembre es la fecha límite para la libertad de prensa. Los medios deberían unir sus voces en contra de esta amenaza intolerable a la prensa independiente, declaró Alejandro Miró Quesada, miembro de la comisión directiva de la Red, tras una reunión celebrada en Buenos Aires. "El ataque a Clarín es símbolo de la presión política a la que están sometidos los medios de toda la región", advirtió el GEN desde su sitio, cuya portada se ilustra con una foto del programa de Jorge Lanata, "Periodismo para Todos", en la que se ve a conductores y periodistas del Grupo Clarín con carteles reclamando conferencias de prensa.

El miércoles, la presidenta Cristina Fernández confirmó que el 7 de diciembre próximo termina el plazo para adecuarse a la Ley de Medios. De acuerdo con la publicación oficial de GEN, la mandataria "revocará las licencias del Grupo Clarín y tomará control de sus activos de conformidad con la polémica nueva ley de medios, que actualmente está impugnada ante la Justicia por la empresa multimedios, con el argumento de que viola derechos constitucionales".

Sostiene que la aplicación de la ley se percibe como un nuevo acto de intimidación para mantener a los medios en línea, incluso cuando el 80% de los medios audiovisuales argentinos "están controlados, directa o indirectamente, por el Gobierno, según diversos informes internacionales". (Globaleditorsnetwork.org)

Comentarios