Habría 60.000 canes, entre hogareños y abandonados

23 Sep 2012
1

Según la médica veterinaria Rosandra Molina, urge aplicar todos los recursos para disminuir la población canina callejera. No solo por las enfermedades que podrían transmitir a las personas, sino para asegurar a los cachorros la protección adecuada. "La castración y la educación son los pilares para controlar la población canina en las calles", sostuvo. "El crecimiento de las ciudades de forma desordenada y la falta de responsabilidad han generado la existencia de grandes poblaciones de animales, especialmente caninos, abandonados a su suerte", dijo la docente. "En 2002 se calculaba que había 50.000 perros entre Yerba Buena y la Capital; en la actualidad y solo en San Miguel existirían 60.000 canes, entre callejeros y domésticos", comentó la profesional, que es autora de un proyecto que presentó a las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán para erradicar los perros abandonados en los predios universitarios (Centro Herrera, reserva de Horco Molle, y en las localizaciones de El Manantial, entre otros). En el Centro Herrera se acondicionaría una casita en desuso para atender a los perros. Participarían de este programa de rescate canino estudiantes de la carrera de Veterinaria.

Comentarios