La vestimenta olímpica española es un boom

Criticada por la prensa y los deportistas, es un éxito de ventas en Inglaterra.

COMPLETO. La tienda oficial cuenta con toda la indumentaria de la delegación española. FOTO TOMADA DE 20MINUTOS.ES COMPLETO. La tienda oficial cuenta con toda la indumentaria de la delegación española. FOTO TOMADA DE 20MINUTOS.ES
20 Julio 2012
Desde su presentación en sociedad, el uniforme olímpico de España generó polémica entre los medios y los propios deportistas, que se ríen y quejan del diseño elegido por la firma ítalo-rusa Bosco Sports. Sin embargo, en las últimas horas, se conoció que es un éxito de ventas en los puestos oficiales ya habilitados en Londres, donde dentro de una semana comenzarán los Juegos Olímpicos.

"Sabemos que en España existe una gran polémica sobre estos uniformes. Pero desde que se ha empezado a hablar de ello en la prensa, han aumentado las ventas", explicó Henry Hatton, trabajadora de una de las tiendas, que afirmó que española es indumentaria más vendida del local.

La empresa Bosco, que también se encargó de diseñar la ropa de las delegaciones de Ucrania y Rusia, muestra en su tienda de Londres, al lado del Parque Olímpico, las camisetas, remeras, camperas, pantalones y hasta trajes de baño que lucirán los atletas olímpicos españoles durante la competencia, dice el diario español Lavanguardia.com.

Los precios oscilan entre las £30 (€38) que cuestan las gorras o los trajes de baño hasta las £110 (€140) de las chaquetas o £130 (€165) del uniforme completo.

Una de las piezas más criticadas del uniforme, la remera roja con cuello amarillo y un original estampado de color negro que vale £60 (€75), es curiosamente el producto que más se está vendiendo, sostiene el medio catalán.

La marca Bosco también vestirá a los españoles en los Juegos de Río 2016 según ha confirmado le ahorró, según declaraciones del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, al gobierno español cerca de €2.000.000, además de costear algunos de los gastos de la delegación en la capital inglesa.

Entre los detractores, señalan que no fueron contempladas una veintena de empresas nacionales, que iban a confeccionar indumentaria más identificada con la cultura española, aunque las mayorías de las voces se alzaron en contra del diseño, al que tildaron de "horrible". LA GACETA ©

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios