Asisten a las mujeres rescatadas de los prostíbulos en Córdoba

Las jóvenes, de distintas provincias y nacionalidades, ya reciben atención psicológica. El Gobierno cordobés aclaró que se respetarán los casos de aquellas mujeres que se prostituyen por su propia voluntad

INGRESO. Dos policías se aprestar a entrar en un prostíbulo cordobés. GENTILEZA DIARIO DIA A DIA DE CORDOBA INGRESO. Dos policías se aprestar a entrar en un prostíbulo cordobés. GENTILEZA DIARIO DIA A DIA DE CORDOBA
19 Junio 2012
La tarea de los especialistas de la secretaría de Prevención de la Trata de Personas de Córdoba es minuciosa. Con prudencia, los psicólogos tratan de determinar cuál era la situación de las mujeres que fueron rescatadas en los prostíbulos clausurados el fin de semana, entre las que se encuentran chicas que provienen del norte Argentino.

Las historias, de a poco, empiezan a trascender, y van desde los casos en que las mujeres afirman que ejercían la prostitución voluntariamente, hasta aquellas que dicen que estaban contra su voluntad. En el medio, muchas de ellas reconocen que llegaron a prostituirse luego de haber sido engañadas con falsas promesas laborales.

En esos casos se encuentra el de una mujer oriunda de Tucumán (según trascendió serían cuatro las tucumanas), que dijo que viajó por su cuenta hasta el sur cordobés, donde fue encontrada, a sabiendas de que ejercería la prostitución, según comentó el abogado de la fundación María de los Ángeles, Germán Díaz.

De regreso a casa

Todas las mujeres que estaban en los cabaret que se clausuraron eran mayores de edad, comentó una fuente. Fueron trasladadas a distintos hoteles, mientras que empezaron a recibir la asistencia de los psicólogos y especialistas.

En algunos casos, manifestaron su deseo de retornar a su lugar de origen. La secretaria de Prevención de la Trata de Personas de Córdoba, María Amelia Chiófalo, dijo que el Gobierno ayudará en que lo se pueda hacer. Uno de esos casos es el de una mujer oriunda de República Dominicana, que manifestó que quiere volver a su país, de donde salió hace dos años.

Esta mujer está embarazada de cinco meses y le relató a una psicóloga que llegó a Argentina para trabajar en un bar. Esa era al menos la promesa que había recibido. Pero al arribar a Córdoba se encontró conque se trataba de un prostíbulo.

La dominicana no conocía a nadie en el país y tuvo que aceptar la propuesta e ingresar al comercio sexual, para juntar dinero para el pasaje de vuelta. Ese ahorro, por distintos motivos, cada vez estaba más lejos. El embarazo, además, sería fruto de la actividad que se vio obligada a ejercer.

"Tenemos también al menos cinco casos de Santa Fe y otro de Salta, que regresaron a sus provincias", dijo Chiófalo.

Entre los casos se encuentra el de una joven de 20 años, que tiene un bebé de un año y medio con problemas respiratorios, que es asistido por la filial Córdoba de la fundación María de los Ángeles. Esta joven fue rescatada de un prostíbulo, donde estaban su hijo y dos hermanas suyas de 18 y 19 años, que también eran obligadas a prostituirse desde que eran niñas.

El Gobierno cordobés aclaró que se respetó la decisión de las mujeres que expresaron que desean seguir prostituyéndose por su voluntad. Sería el caso de la joven tucumana, que habría manifestado que quiere seguir trabajando en esa actividad.

Tamaño texto
Comentarios