"La corrupción no está en el radar de la gente"

La oposición debe buscar espacios legislativos, según el diputado. Prat-Gay evaluó las primarias en una visita a la provincia para apoyar a los candidatos locales de la Coalición Cívica.

18 Ago 2011
1

ANÁLISIS. Pochat, gerente general del diario, conversa con el diputado Prat-Gay, Manzone y Páez, referentes de la Coalición Cívica. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

El buen pasar mantiene adormecida a la sociedad argentina. Con este argumento -entre otros- explicó el diputado nacional Alfonso Prat-Gay la decepcionante performance de su partido, la Coalición Cívica liderada por Elisa "Lilita" Carrió, en el debut de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). "La corrupción no está en el radar de la gente: el pueblo no quiere que las denuncias le arruinen la prosperidad del presente. Lo que más me preocupa de nuestras acusaciones es que son ciertas. No somos como Fernando"Pino" Solanas, que habla sin pruebas", precisó en una visita que hizo a LA GACETA con Sandra Manzone y José Paez, respectivos candidatos a concejala y a legislador por la Coalición Cívica Tucumán.

En diálogo con el gerente general del diario, José Pochat, el ex presidente del Banco Central de la República Argentina recordó que "Lilita" y su equipo fueron los primeros en hablar de los casos "Skanska" y "Schoklender". "Hay un nivel alto de anestesiamiento. A lo mejor el día que la economía pegue la vuelta, la gente va a acordarse de la corrupción. En 1995, (el presidente Carlos) Menem también era rubio y de ojos celestes", advirtió.

Según el parlamentario y economista, el escenario que planteó las PASO -la victoria contundente del oficialismo- obliga a la oposición a dedicar todos sus esfuerzos a los escaños legislativos en juego el domingo 28 (en el caso de Tucumán) y el 23 de octubre (respecto del Poder Legislativo de la Nación).

"Nosotros nos concentraremos en el Congreso con un discurso que, después del 50% del kirchnerismo, tiene más peso: ?usted votó a Cristina (Fernández) y nosotros lo aceptamos, pero le pedimos que no le dé una mayoría legislativa propia?. Ese propósito es más factible para la oposición porque no exige acuerdos distintos de los que ya existen", explicó. La misma consigna -agregó- se aplica al caso de la provincia, donde la hegemonía del oficialismo es aún mayor que en la Nación.

Pese a que su partido político todavía está procesando el magro 3% que obtuvo en las elecciones del 14, Prat-Gay compartió su evaluación de estos comicios. "Hubo un alto nivel de participación del electorado contra todos los cálculos. Otro dato significativo fue el gran porcentaje de corte de boleta en la provincia de Buenos Aires. Esta es una buena reflexión: la gente pide a la oposición que se una, pero, después, si ve que la juntada no es del todo coherente, lo hace saber cortando el voto, como fue el caso de la sociedad entre Ricardo Alfonsín y Francisco De Narváez", apuntó.

Enseguida, añadió: "nosotros quisimos liderar la oposición dándole una oportunidad lícita a ?Lilita?. Claramente no nos comunicamos bien. La sociedad nos pasó una factura por ser demasiado intransigentes". Y pronosticó que se viene un fortalecimiento del trabajo político conjunto en el Congreso: "creo que hay una generación que, de a poco, se va retirando y otra que aparece en su lugar".

En Esta Nota

Elecciones 2011
Comentarios