Ahora, Cristina

Análisis.

16 Ago 2011 Por Juan Manuel Asis
Cristina ya sabe cuántos votos tiene y sonríe; duplica a los opositores confundidos. Ahora le resta consolidar ese caudal con gestos y hechos, con menos kirchnerismo y más cristinismo. ¿Cómo es eso? El peronismo "K" por el perfil de Néstor Kirchner fue interpretado como soberbio, autoritario y conflictivo. Por eso perdió él y no ella en 2008, en la disputa con el campo. El domingo fue Cristina, sin Néstor, con su dolor a cuestas y con su esfuerzo personal por llevar adelante una gestión, la que se impuso. Entonces, ¿qué debería ser el cristinismo? Si atendió los mensajes de los distritos, debería apuntar menos a los adversarios y a generar consensos. Ayer invitó al diálogo, bromeó sobre Macri -con quien deberá, si gana, compartir tiempos de mandatos-, fue ella, sola, sin Néstor.
Comentarios