Suspenden el tratamiento del "canon digital" en el Senado

Pichetto, presidente el bloque oficialista, dijo que el proyecto requiere de un mayor consenso. Los dispositivos que permiten realizar copias digitales pagarían impuestos de hasta el 75%.

29 Jun 2011
1

DESDE VEREDAS OPUESTAS. Morales (UCR) y Pichetto (FPV) están a favor del impuesto tecnológico. DYN

BUENOS AIRES.-  El jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Angel Pichetto, anunció este mediodía que se decidió postergar el debate del proyecto de "ley de copia privada", el eufemismo elegido para bautizar en el país lo que en el exterior se conoce como "canon digital". La iniciativa, cuestionada desde distintos sectores, iba a tratarse en la sesión de hoy. "Vamos a seguir debatiendo debido a que requiere de un acuerdo amplio, por lo que se seguirá analizado en comisión", sostuvo Pichetto, en su cuenta de Twitter.

La propuesta origina busca compensar a autores e intérpretes por las copias de las obras que se realicen en el ámbito privado, a fin de encontrar "un punto de equilibrio entre la protección de los derechos intelectuales y las demandas de los internautas y usuarios digitales". Si los senadores le daban el visto bueno, se iba a poner en marcha un impuesto de entre el 1% y el 75% a los dispositivos digitales que permiten realizar copias, como los pendrives, discos rígidos, reproductores de MP3, celulares, DVD y CD, entre otros. El canon será recaudado por la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic), informó el matutino porteño "La Nación".

La iniciativa es impulsada por las sociedades gestoras de derechos de discográficas, músicos, actores, autores y directores de cine, entre otros, que buscan recuperar por esa vía lo que pierden por la piratería. La mayor resistencia al impuesto, que encarecería el acceso a la tecnología, generó una amplia repercusión en las redes sociales. El tributo se sumaría al que ya pagan los artículos electrónicos que compiten con los producidos en Tierra del Fuego.

Los que se oponen a la norma, entre ellos la Fundación Vía Libre y el grupo Partido Pirata -que busca ser la versión local de la fuerza política que en algún momento obtuvo bancas en el Parlamento Europeo-, el canon digital es indiscriminado porque también deberán pagarlo aquellos que den a los dispositivos un uso laboral, productivo o personal, y no para realizar copias privadas. Por ejemplo, los CD utilizados para guardar fotos familiares o documentos de trabajo. Además, según esa posición, perjudicaría a la gran mayoría de los artistas, que están entre los usuarios intensivos de los dispositivos que se están gravando.

El proyecto lleva las firmas de los senadores Pichetto (FPV-Río Negro) y Rubén Giustiniani (Partido Socialista-Santa Fe), y cuenta con el apoyo de Gerardo Morales (UCR-Jujuy), Adriana Bortolozzi (FPV-Santa Fe) y Liliana Negre de Alonso (PJ Disidente-San Luis). (NA-Especial)

Comentarios