César Montiglio: "No voy a volver a Huracán"

No le pagan y debió apelar a sus ahorros para mantenerse en Buenos Aires

10 Mar 2011
1

CONTRA RIVER. Montiglio empezó muy bien en Huracán, siendo titular. Todo cambió con el paso de los meses. TELAM

Dicen que la vida es una rueda; a veces se llega bien arriba y en otras ocasiones toca estar abajo. César Montiglio puede dar fe de ello. En junio del año pasado, con el descenso de Atlético consumado, recibió una oferta de Huracán que le permitió mantenerse en Primera división. Ese pase, que supuestamente implicaba un paso adelante tanto en lo futbolístico como en lo económico, fue un sueño que duró poco. ¿Qué ocurrió? El club de Parque Patricios no cumplió parte de lo pactado y el volante oriundo de Yerba Buena decidió armar las valijas y regresar a sus pagos. Ahora pasa los días entrenándose solo y yendo al gimnasio. Según él, "no daba para ir a Atlético", entidad que es dueña de su pase.

Durante una charla reveladora, Montiglio le contó a LA GACETA cuál es su situación.

- ¿Qué está haciendo en Tucumán?

- Descansando. Hace un mes que estoy de vuelta porque Huracán me debe cuatro meses de sueldo. El club es un desastre.

- Pero, ¿rescindió el contrato con Huracán?

- No, viajé a Buenos Aires para hacerlo pero los dirigentes del club no quisieron.

- ¿Cómo hacía para vivir?

- Buenos Aires es muy caro y tuve que echar mano a mis ahorros para seguir viviendo allá. Tenía que pagar las expensas... Al final me cansé y decidí regresar con mi familia.

- ¿Y no pensó en volver para arreglar lo que le deben?

- No, ya no voy a volver. Los dirigentes y el técnico me quieren pero el que decidió irse soy yo. Ahora voy a esperar a que termine el contrato. El gremio se está haciendo cargo del caso.

- ¿Todos en el plantel están en la misma situación?

- Sí, todos están igual. Incluso hay un par que quieren hacer lo mismo que yo.

- Entonces, ¿cómo hizo Huracán para reforzarse?

- No tengo idea, capaz que esos jugadores arreglaron por estos seis meses de contado. Pero para pagarle a todo el plantel no les da la plata, o les da y no quieren hacerlo. La gente quiere matarlo a Carlos Babington (el presidente del club).

Comentarios