Macri le pide militancia a los tucumanos

Según el jefe de Gobierno porteño, la rebeldía en el caso Santa Cruz es una advertencia frente al fallo próximo sobre la Ley de Medios. El máximo referente del PRO cree que en marzo estarán bien definidos los candidatos con chances de llegar a la Presidencia

26 Sep 2010
1

EN LA GACETA. Mauricio Macri fue recibido por el gerente general, José Pochat, y el secretario general de Redacción, Carlos Abrehu y estuvo acompañado por el secretario de la junta promotora del PRO en Tucumán, Alberto Colombres Garmendia (foto) y el ex senador nacional, Pablo Walter.

Desde que llegó a Tucumán, el viernes a la tarde, Mauricio Macri paseó por la Expo 2010, compartió una charla con dirigentes del PRO, se sentó en un bar de Yerba Buena, y cerró la noche en una cena con empresarios. Ayer, en tanto, disertó en un hotel frente al parque 9 de Julio, ofreció una conferencia de prensa y vistió la redacción de LA GACETA.

Vestido de sport, con camisa celeste y pantalón negro, el jefe de Gobierno porteño se mostró distendido y recibió el saludo de los tucumanos en su paso por las peatonales. Además, se dio tiempo para subir a Twitter cada una de sus actividades en Tucumán, con foto incluida.

A un año de las elecciones presidenciales, Macri pronosticó que se vienen tiempos muy interesantes. "Ellos (en referencia al kirchnerismo) van a intentar por todos los medios manipular a la opinión pública, manipular las expectativas, apuntando a esto de miente, miente, que algo quedará", dijo.

En ese contexto, Macri advirtió sobre la rebeldía del Gobierno nacional para que el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, acate el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de reponer en su cargo al ex procurador, Eduardo Sosa. "Detrás de esta postura del kirchnerismo está el intento de condicionar a la Corte en la decisión que viene, que es la inconstitucionalidad de la Ley de Medios. Es como decirle a la Corte: no te expongas a otro fallo que no nos guste, porque lo vamos a desoír de vuelta. Es gravísimo, pero a la vez, la sociedad ya marcó un rumbo cada vez más alejado de los Kirchner", resaltó.

El funcionario planteó que los jueces, "no todos, pero muchos", han transformado a la Justicia en un sistema de puerta giratoria. "Ofende, lastima, y enoja al ciudadano común cuando ve que quién mató a su vecino o a su familiar, ya había sido aprehendido decenas de veces. Te hace sentir que somos parte de un gran parque jurásico en el que todos salen a cazar y hasta que no cazan no tienen condena. Es una locura. Cuando alguien comete un intento de robo a mano armada ya no debe salir más", insistió.

A modo de ejemplo, Macri mencionó el caso del dueño de una parrillada de Villa Urquiza, en la Ciudad de Buenos Aires. "El juez había ordenado la detención del delincuente, pero la Cámara liberó al tipo, que había disparado contra la Policía. Lo soltaron con una fianza de $ 400 -recordó-. Pasaron 15 días y el tipo volvió a robar y mató al papá y al hijo, dueños de una parrilla. Con ese criterio, el tipo que dispara pero que no acierta sigue participando. Es dramático. Esto es lo que lleva a que hoy tengamos una estadística en la que sólo seis de cada 1.000 cumplen prisión efectiva", precisó.

Macri fue recibido por el Gerente General de LA GACETA, José Pochat, y el Secretario General de la Redacción, Carlos Abrehu. El funcionario estuvo acompañado por el ex senador Pablo Walter, y el secretario de la junta promotora del PRO Tucumán, Alberto Colombres Garmendia.

Los candidatos

Consultado sobre el mapa político de cara a las elecciones de 2011, Macri calculó que en marzo van a quedar en claro los candidatos con posibilidades. "Cuanto antes cada espacio opositor defina sus candidaturas, más tiempo le damos a la gente de entusiasmarse, de sumarse. Mientras tanto, nosotros seguimos en la tarea de consolidar al PRO, que es un puente de la sociedad civil hacia la política", afirmó.

Respeto de los empresarios tucumanos, Macri dijo que percibió mucha preocupación. "Nos hablaron de estar aterrorizados ante la posibilidad de que continúe el kirchernismo. Pero cada vez más entra en la conciencia que si no hay militancia activa de toda la sociedad, las cosas por milagro no van a suceder. En la contracara, veo el entusiasmo de la gente. Hay una ebullición", señaló.

Comentarios