Oyarbide ordenóla detención de Martínez de Hoz

Es investigado por un caso extorsivo de 1976.

05 May 2010
1

BUENOS AIRES.- José Alfredo Martínez de Hoz, el ministro de Economía del gobierno militar entre 1976 y 1983, fue detenido ayer por orden del juez Norberto Oyarbide, en el marco de una investigación por un caso de secuestro extorsivo. La decisión se da luego de que la Corte Suprema anuló días atrás un indulto concedido en 1990 -durante la gestión de Carlos Menem- a Martínez de Hoz, al ex presidente Jorge Rafael Videla y al ex ministro del Interior Albano Harguindeguy, y reactivó las causas judiciales en su contra.

El magistrado ordenó la prisión preventiva del ex ministro -en razón de que ya fue indagado en esta causa, que se tramita bajo el viejo Código Procesal Penal- y le trabó un embargo de $ 2 millones.

El pedido de detención lo solicitó la Secretaría de Derechos Humanos, querellante en la causa por el secuestro de los empresarios Federico y Miguel Gutheim entre el 5 de noviembre de 1976 (por el decreto PEN 2840/76), quienes estuvieron detenidos hasta el 6 de abril de 1977, con el objetivo de obligar a los empresarios de una compañía productora de algodón (Sadeco SA), a cerrar una exportación a Hong Kong, lo cual iba a garantizar a Martínez de Hoz sellar un crédito con esa colonia.

Hechos acreditados
Según el juez Oyarbide "se ha documentado" esa extorsión emprendida por el ex ministro, incluso, en ese sentido, se realizaron cuatro reuniones en la Capital Federal entre los Gutheim -mientras estaban cautivos- y representantes de las firmas importadoras de Hong Kong, y en la que "consta la presencia de funcionarios de comercio exterior dependiente del Ministerio de Economía, por disposición del propio Martínez de Hoz".

El juez consideró al hecho como un delito de "lesa humanidad", y señaló al ex ministro "como el principal responsable de los hechos que semiplenamente se encuentran acreditados"".

Martínez de Hoz, de 84 años, fue alojado anoche en la Clínica de Los Arcos, en Palermo, luego de ser retirado de su casa, en el edificio Kavanagh, en la zona de Retiro. "Si los forenses determinan que su estado de salud no permite el traslado a la cárcel, continuará detenido en un centro de salud, es decir que no está en libertad", señaló el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde. (DyN- NA)

Comentarios