"El único país que juzga a los soldados victoriosos"

Menéndez defendió el accionar del Ejército.

19 Feb 2010
Luciano Benjamín Menéndez se negó a declarar y a responder preguntas en el juicio. El militar declaró por teleconferencia, ya que no puede compartir la sala de audiencia por prescripción médica mientras se recupera de su neumopatía. Siguió los debates desde un despacho del primer piso del edificio del TOF, junto a su defensor, Horacio Guerineau.

"Nunca atacamos a la población civil. Somos el único país del mundo donde se juzga a sus soldados victoriosos. Muchos se inmolaron para defender las instituciones, la Nación y los ciudadanos", señaló. Consideró inconstitucionales todos los procesos que se sustancian por violaciones a los derechos humanos en la década del 70 y calificó de incompetente al Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán. Aclaró que sólo se someterá al Consejo Superior de las Fuerzas Armadas.

"Siempre digo lo mismo porque se trata de lo mismo, aunque otros dicen cosas distintas, según los interlocutores, las circunstancias y las conveniencias del momento. Mis acusadores vuelven sobre lo que pasó hace 30 años. Les debe sorprender desagradablemente que yo siga pensando igual frente al mismo enemigo", aseveró.

El general (r) reiteró que en los años 70 hubo una guerra contrarrevolucionaria contra el terrorismo marxista, al que venció sin apartarse de las leyes ni cometer delito alguno. "Soy el único responsable de la actuación de mis tropas. A mis subordinados no se les puede imputar nada y menos privarlos de su libertad", sostuvo.

Agregó que en los procesos en su contra se violaron normas fundamentales como obviar la ley más benigna o aplicar disposiciones en forma retroactiva; la prescripción o la legítima defensa a su favor. "Seré víctima de la inseguridad jurídica con que se burla a la República, se perturba la vida de los ciudadanos y se abre el camino a la tiranía. Pero no seré un títere más de este teatro armado y manipulado por los guerrilleros de ayer", concluyó.

Comentarios