Llegan las reliquias del Santo Cura de Ars

Celebración del año sacerdotal, en busca de promover las vocaciones religiosas.

18 Nov 2009
1

ANUNCIO. El arzobispo Villalba, rodeado por los padres Gandur y Sánchez. LA GACETA / JOSE NUNO

Mañana será un día especial para la grey católica tucumana: llegará el corazón de San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars, patrono de todos los párrocos del mundo. La reliquia permanecerá hasta la mañana del viernes, cuando partirá hacia la diócesis de Santiago del Estero.
"Por disposición del Santo Padre Benedicto XVI estamos celebrando un año sacerdotal que va desde junio pasado hasta junio del año que viene. Por este acontecimiento, se consiguió que el corazón del Santo Cura de Ars recorra la Argentina. Y llegará a nuestra arquidiócesis", anunció ayer el arzobispo Luis Villalba, quien resaltó la importancia de la visita de la reliquia, que llegará a Tucumán mañana, alrededor de las 18, proveniente de Salta. "Hay que tratar de aprender del Cura de Ars a ser santos y movilizarnos para que muchos jóvenes quieran escuchar el llamado de Dios y abrazar esta hermosa vida de la vocación sacerdotal", agregó Villalba.
San Juan María Vianney nació en 1786 en Francia. Era hijo de campesinos profundamente religiosos. Tuvo que superar muchas dificultades para formarse como seminarista y para que lo ordenaran sacerdote, ya que, después de la Revolución Francesa se produjeron persecuciones contra la Iglesia. Una vez ordenado, se le confió la parroquia de Ars, un pueblo del campo. Su vida austera y su activa predicación atraían a fieles desde lugares lejanos que querían escuchar sus consejos. Murió en 1859 y fue canonizado en 1925. Cuatro años después, fue declarado Patrono de los Párrocos.
"Fue un cura de campaña que se santificó atendiendo a sus fieles. Visitaba a los fieles, pasaba horas confesando y ya al final de su vida tenía fama de santidad. La Iglesia lo puso como modelo para el sacerdote diocesano. Esto nos alienta mucho a los argentinos, porque nosotros tenemos otro cura que, si Dios quiere, pronto llegará a los altares: el cura Brochero. En Traslasierra, Córdoba, realizó una labor maravillosa. El Cura de Ars y el cura Brochero fueron hombres que se consagraron a Dios y al servicio de los hermanos. Por eso, tener el corazón del Cura de Ars es algo que conmueve", explicó Villalba.
Por su parte, el sacerdote Jorge Gandur aclaró que la reliquia estará pocas horas en Tucumán. Llegará mañana alrededor de las 18 y, tras una caravana, se dirigirá a la Catedral, donde al arzobispo oficiará la misa. Durante la noche se realizarán adoraciones y distintas actividades. El templo permanecerá siempre abierto. Por la mañana del viernes habrá otra celebración eucarística a las 9 y el corazón partirá a las 10.
El vicario Carlos Sánchez invitó a las familias a participar de la visita de la reliquia. "Los sacerdotes no caemos del cielo, sino que nacemos y crecemos en una familia. Por eso es muy importante que las familias recen y promuevan las vocaciones sacerdotales", explicó.
Comentarios