Atlético ascendió a Primera

Los "decanos" se impusieron por 4 a 1, con goles de Rodríguez, Pereyra, Azconzábal y Montiglio. El único tanto de los cordobeses lo marcó Fernández. El encuentro se suspendió por incidentes, a 15 minutos del final.Video

07 Jun 2009

CORDOBA.- Atlético Tucumán, una institución histórica del fútbol del interior, escribió hoy su página más célebre en sus 106 años de vida con su primer ascenso a Primera División, coronada con una goleada por 4 a 1 sobre Talleres en Córdoba. La conquista se dio en Córdoba, ante un equipo grande del interior, que quedó en una situación complicada ya que posee el promedio más bajo del Nacional "B", podría descender a una categoría inferior.

Los verdugos de la goleada fueron Luis Rodríguez, quien a los 32 del primer tiempo, puso el empate, tras la apertura del marcador que concretó el delantero del conjunto local, Emanuel Fernández Francou. "El Pulguita" controló la pelota en el borde del área y sacó un disparo razante que Brasca, el arquero de Talleres, no pudo detener. Tras el empate, los "decanos" mejoraron su rendimiento y se fueron al descanso con una mejor imagen.

En la segunda etapa, Atlético arrancó con todo y, a los dos minutos, Juan Pablo Pereyra marcó de cabeza el 2 a 0, tras un superar en el área al defensor Stang. A partir de la segunda consquista, el conjunto de Héctor Rivoira avanzó en el terreno de juego generó las mejores situaciones de gol.

A los 27 minutos, el dominio de los "decano" era claro. El defensor Juan AZconzábal estiró la ventaja con un certero cabezazo en el área, tras un tiro de esquina y liquidó a Talleres que, a esa altura, no ofrecía nunguna resistencia en la mitad de la cancha. Dos minutos más tarde, César Montiglio concretó el cuarto gol, tras una jugada personal. El volante ingresó al área, con la pelota dominada, eludió a un marcador y definió con categoría.

El nerviosismo se adueñó del equipo local, que no hallaba respuestas. A los 33 minutos, "El Pulguita" gambeteó en el borde del lateral y recibió una patada por parte de un defensor cordobés. La jugada provocó la reacción de los hinchas quienes comenzaron a arrojar elementos desde la tribuba. Esta situación obligó al árbitro Jorge Baliño a interrumpir el juego, pero luego optó por suspender el partido, ya que la Policía no pudo garantizar la continuidad.

Atlético festejó por adelanto su primer ascenso a Primera división, cuando faltan dos fechas para finalizar el torneo. El próximo encuentro para los "decanos" será como local ante Olimpo de Bahía Blanca y cerrará la temporada, como visitante, contra Platense. LA GACETA ©




Comentarios