Diana María y Leonardo Estévez, el placer de cantar y bailar

Para el estreno de la famosa opereta, el Estable contrató a dos figuras de lujo para que asuman los roles principales. Los reconocidos cantantes contaron cómo se preparan junto al director Kado Kostzer.

14 Mar 2009
1

"Estoy feliz con esta convocatoria; estoy conociendo Tucumán, además de participar por primera vez en una versión de ?La viuda alegre?", confirma la cantante Diana María, que junto a Leonardo Estévez integra la pareja protagónica de la opereta en la que participan los cuerpos Estables de la Provincia, con invitados especiales y la dirección de Kado Kostzer.
El estreno de esta opereta clásica será el viernes 27 y se brindarán seis funciones en dos fines de semana.
Diana María, con una amplia trayectoria en la música, se siente feliz de trabajar con Estévez (compartieron cartel en "La boheme", en Buenos Aires) y con el exitoso y reconocido tucumano Kostzer. "Leonardo es un gran cantante y actor, por su histrionismo y su voz, y Kado es un grande que apunta siempre a trabajar sobre ideas innovadoras", dice.
Leonardo ya conoce Tucumán y también esta pieza, que representó en Buenos Aires en otra versión. Por eso, sabe que el desafío es enorme. "Es un reto hacer una obra conocida porque la gente ya tiene una imagen formada y hay que cumplir con las expectativas. Esta es una obra maravillosa que trae aire fresco, y no sólo por su música popular, sino también por su aspecto académico, y los cambios que presenta según el contexto", señala.
Y también conoce al público tucumano, y hasta tuvo una prueba de fuego en nuestra provincia. "Poco después de debutar en el teatro Colón, en el 99, me trajeron acá, al San Martín, para hacer ?El barbero de Sevilla?", recordó Estévez quien ya presentó varias obras en estas tierras. Diana María, en este punto, destaca la importancia de que todos los cuerpos Estables estén trabajando en esta puesta. "La opereta tiene mucho color, a los elementos de la ópera se le suman cosas como el diálogo, que aportan un plus de dinamismo de la comedia", explica la cantante.
Y este tipo de obra llevan a sus protagonistas a definirse como artistas más que como cantantes. "En la ópera, y sobre todo en la opereta, pasada de todo y hay muchos elementos, como la escenografía, la música, el baile, la actuación y el canto... por eso no puedo definirme como una sola cosa", confirma Estévez.
Los dos aclaran, en este punto, que también el desgaste físico y de la voz se multiplica.

La vencida...
Este es el tercer intento que el Ente Cultural hace por poner la pieza sobre las tablas, y parece ser el definitivo. El año pasado, problemas de agenda y de tiempos habían frenado el proyecto, que está en su etapa definitoria de ensayos, porque la producción está lista.
"La verdad es que un estreno como este genera mucho placer y entusiasmo, pero también algo de miedo porque uno sabe que la gente paga una entrada y hay que cumplir con sus expectativas", dice Diana María. Y Estévez acota: "ansiedad, yo siento ansiedad porque quiero salir ya a escena... quiero salir a matar al león", ejemplifica.

Comentarios