El FMI dijo que la economía argentina no crecerá en 2009

El organismo de crédito recomendó que se aplique un marco fiscal previsible. Reclamó medidas para recuperar el sistema financiero.

05 Feb 2009
1

BUENOS AIRES.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó hoy que la economía argentina no crecerá durante 2009 y recomendó la aplicación de un marco fiscal previsible para el mediano plazo.

El organismo, en un informe elaborado para los países del Grupo de los 20 (G-20), pronosticó que la economía mundial apenas avanzará medio punto y que los precios de los commodities no se recuperarán mientras se mantenga una actividad deprimida.

El FMI, que revisó por segunda vez, desde noviembre, sus perspectivas mundiales, señaló que es la menor tasa de desarrollo registrada desde la Segunda Guerra Mundial.

Al mismo tiempo, instó a los Gobiernos a implementar rápidamente acciones para recomponer el sistema financiero, caso contrario advirtió que la caída podría ser aún más severa. "Si no se restaura la salud al sector financiero, no será posible una recuperación duradera", dijo el organismo en su comunicado emitido desde Washington.

Inyección de fondos
El FMI sostuvo que los bancos centrales deberán inyectar más dinero en el sistema y además tendrán que buscar soluciones a los "activos tóxicos" que impactan en los balances de los bancos. Aunque con reparos, la institución apoyó la idea de crear un "banco malo" en el que se concentren los préstamos sucios.

Entre las medidas necesarias para enfrentar la crisis, el instituto propuso planes de reactivación que parecen ahora probables en las mayores economías.

En otro orden, estimó que esos proyectos deberían tener un impacto considerable sobre el crecimiento de los países industrializados y de las economías emergentes del G20 en 2009. "Actualmente, los países en desarrollo adoptaron medidas de reactivación presupuestaria que alcanzan en promedio el 0,5 % del Producto Bruto Interno (PBI) de 2008, a 1,5 % del de 2009, y cerca de 1,25 % del de 2010", señaló.

Según el organismo, esta reactivación tendrá los efectos más espectaculares en Canadá, Alemania, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, entre las economías desarrolladas, y en China, Rusia y Sudafrica, entre las economías emergentes.

El documento recomendó que se aumente la confianza en el mantenimiento de la sustentabilidad fiscal de mediano plazo, introduciendo reformas en los sectores de salud y previsional. En tanto, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, expresó como posible una recuperación en 2010, pero condicionó este repunte a los esfuerzos de los gobiernos para restaurar las condiciones crediticias.

Por su parte, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, finalizaba hoy su viaje a Londres donde participó junto al secretario de Progranación Económica, Martín Abeles, de un encuentro preparatorio, de la reunión de ministros del G-20 que se realizará el 15 de marzo en esa ciudad. (DyN)

Comentarios