El Padilla usará un gel hecho por alumnos del San Patricio

Se trata de un medicamento natural, elaborado con llantén, para curar el pie diabético. Los estudiantes habían investigado en 2005 la planta, que ya era empleada por los indígenas.

28 Oct 2008
1

EN EL LABORATORIO. Los chicos del colegio San Patricio durante una de las fases de la investigación que efectuaron sobre la planta medicinal. LA GACETA / JOSE NUNO

Hace tres años, cuatro alumnos del colegio San Patricio encontraron una planta en la puerta de la institución, en Yerba Buena. Se trataba de un ejemplar de llantén, planta medicinal que, según habían estudiado, era utilizada por los indígenas de la región para curar heridas y ciertas enfermedades. Los alumnos comenzaron a investigar sobre el llantén y sus usos y lograron elaborar caramelos y un gel, que mantenían las propiedades curativas del vegetal.
En 2006 y en 2007 los chicos ganaron varios premios por su trabajo. Pero lo más importante llegó este año: en los próximos días, en el Hospital Padilla se empezará a aplicar la crema que ellos desarrollaron para el tratamiento del pie diabético.
El llantén (Plantago tomentosa lam) es una planta que crece de forma silvestre en Tucumán, explicó el profesor Carlos Carrió, quien dirigió a los alumnos Guadalupe Gómez Alonso, Belén Rodríguez del Busto, Paula Pedraza y Rogelio Navarro Vitar (de entre 13 y 14 años) durante la investigación. "Tiene propiedades antioxidantes, expectorantes y antimicrobianas, es analgésico y, sobre todo, un gran cicatrizante", indicó Belén.
La médica Mariela del Valle Luna, que se desempeña en la unidad de Endocrinología y Nutrición del Padilla, llevó al nosocomio la propuesta de usar el gel elaborado por los alumnos del San Patricio. Se había enterado del trabajo porque su hijo es alumno de esa institución.
"En los próximos días vamos a comenzar a aplicarlo para tratar las heridas causadas por el pie diabético, previa autorización de cada paciente. Está determinado que el llantén no es tóxico. Hasta ahora, en este tipo de tratamientos veníamos usando azúcar, que es un muy buen cicatrizante. Pero vamos a hacer un estudio comparativo para establecer cuál procedimiento da mejores resultados, si el azúcar o el gel hecho con llantén", explicó Luna.
La médica dijo que la Facultad de Ciencias Naturales de la UNT les proveerá los geles. "Si el llantén da buenos resultados puede ser más conveniente, ya que se trata de una planta que se consigue con mucha facilidad y, además, si se desarrolla un gel en forma industrial, los costos van a bajar. El llantén actúa como cicatrizante y antimicrobiano", aseguró.
Luna informó que, por día, en el Padilla se atienden más de dos pacientes con diabetes, aunque no todos tienen llagas en los pies. La prevalencia de esta enfermedad aumentó mucho en los últimos años, añadió.

Un hecho llamativo
Los alumnos del San Patricio recordaron cómo comenzó este trabajo, cuya utilidad se verá plasmada en los consultorios del Padilla. "Estábamos estudiando a los indígenas de Tucumán, y nos llamó la atención que usaran la planta del llantén para curarse. Empezamos a buscarla, y el portero del colegio nos contó que crecía de manera silvestre en la puerta de la escuela", contó Rogelio.
Con el trabajo que hicieron, los alumnos ganaron en la Feria Provincial de Ciencias de 2006 y, el año pasado, el premio Mercosur, en Brasil. Durante la investigación fueron asesorados por docentes de las facultades de Bioquímica y de Ciencias Naturales de la UNT.
"Si el Padilla utiliza nuestra investigación para ayudar a la gente, nuestro objetivo se habrá cumplido. Lo que nosotros buscábamos, cuando empezamos a investigar el llantén, era producir remedios que estén al alcance de la gente de bajos recursos y que se los pueda entregar gratuitamente", aseveró Guadalupe.

Comentarios