Juan Martín Imbert sueña en grande con la camiseta de Boca

Proviene de una familia de deportistas: sus hermanas juegan al hockey y su papá practicó rugby. Juan Martín dijo que el ascenso de San Martín es muy importante para Tucumán.

23 Jun 2008
Juan Martín Imbert proviene de una familia de deportistas y sueña con jugar al fútbol en la Primera de Boca, club en el cual milita en las divisiones inferiores. Sus padres Carlos y Ana se destacaron en el rugby y en el hockey, y tres de sus cuatro hermanas también eligieron el deporte de la bocha y el stick. Todas juegan en Tucumán Rugby. Su joven historia tiene detalles que merecen conocerse. Hace algunos días, el futbolista vino a Tucumán para festejar el Día del Padre y aprovechó la ocasión para ir a la cancha a gritar los goles de Atlético. "Celebré el ascenso de los ?decanos? como un fanático más", apuntó.

Sus comienzos
Los primeros pasos los dio en el rugby, para imitar a su papá, pero finalmente se decidió por la redonda. Se anotó en el CEF 18 y en 2006 pasó al club La Florida para jugar los torneos de la Liga. En ese entonces, contaba con 16 años y debutó en la Primera del "tricolor", pero su carrera en ese club fue muy corta.

Cómo llegó a Boca
De Buenos Aires pidieron datos de él y vinieron a verlo jugar los coordinadores de Boca. En el entretiempo de un partido le dijeron: "nosotros nos vamos esta noche; ¿te gustaría probarte en Boca?". Y él aceptó. Ese mismo día sonó el teléfono de la familia Imbert. Eran los enviados "xeneizes", que querían hablar con sus padres. La intención era llevarlo para una prueba. Se reunieron y acordaron que Juan Martín viajaría por una semana. Pero una vez que lo hizo, sólo regresó para visitar a su familia. Ese año se consagró campeón con la Sexta y conquistó nueve goles. Ahora juega en la Quinta.

Visión de una hermana
Solana, una de las hermanas de Juan Martín, es la que más afinidad tiene con él. La jugadora de la Primera división de hockey del club "verdinegro" contó que tanto ella como los demás integrantes de la familia lo extrañan mucho: "sólo lo vemos dos veces al año, pero como sabemos que está haciendo lo que le gusta, lo apoyamos. ¿Cómo era de niño? Inquieto; se la pasaba jugando al fútbol y llegaba casi siempre lastimado".

Algo de hockey
Solana dio el dato y la pregunta no tardó en llegar: "¿jugaste al hockey?". Juan Martín lo confirmó: "sí, tomaba el palo y lo hacía con mis hermanas. Me gusta que ellas lo practiquen".

Un cambio vital
Sobre por qué cambió el rugby por el fútbol, Imbert no dudó: "probé de chico, pero no me gustó. Prefería el fútbol y aquí estoy".

"Integro un gran equipo, que está puntero"
El fotógrafo de LA GACETA le pidió a Juan Martín que posara para las fotos y él no soltó en ningún momento la camiseta de Atlético. Cómo la iba a soltar, si tenía que volver a Buenos Aires y quería acariciarla hasta último momento.

- Debés haber sufrido en el partido con Racing de Córdoba...
- Fue una locura. No quería que llegaran a los penales, pero ganamos y estoy muy feliz por eso.

- ¿Cómo van tus cosas?
- Todo me está saliendo muy bien. Integro un gran equipo, que está puntero. Quiero ser campeón.

- ¿Hay otros tucumanos en Boca?
- Están Marcelo Krupoviesa (integra la Cuarta división), Gonzalo Lizárraga, de Tafí Viejo, que juega conmigo, y Ezequiel Soria.

- ¿Se reúnen en los ratos libres?
- Sí, casi siempre, y nos "matamos" con el Play Station.

- ¿Qué opinás del ascenso de San Martín a Primera división?- Es muy importante para Tucumán. El equipo anduvo bien, pero creo que deberá traer refuerzos.

- ¿Y lo vas a ir a ver cuando juegue en Buenos Aires?
- Si juega en la cancha de Boca, pero para verlo perder (se ríe).- ¿Qué jugador es tu espejo?
- Rodrigo Palacio.

- ¿Te gustaría debutar en Primera, como lo hizo Noir, y que te lleven en andas?
- Sería lo máximo, un sueño.

Comentarios