Homenaje a Miguel Campero

13 Nov 2007
1

“Si como juez fue sereno y probo, se le conoció enérgico y sensible como presidente de esta Corte Suprema de Justicia y demócrata de convicción en el ejercicio de las funciones de gobernador de la Provincia”. La semblanza del máximo tribunal de Tucumán integraba el homenaje rendido por el Poder Judicial a Miguel Campero en julio de 1962, cuando se produjo el deceso del ex magistrado y dos veces ex mandatario.
Campero nació el 12 de octubre de 1880 y falleció a pocos meses de cumplir 82 años. En su carrera en el Poder Judicial ocupó numerosas funciones: ingresó en 1909, y fue defensor de Pobres, fiscal, juez en lo Civil, presidente de la Corte Suprema de Justicia entre 1913 y 1919 y luego vocal  del mismo tribunal hasta 1924. En ese año fue electo gobernador (su primer período terminó en 1928), cargo que volvió a ejercer de 1935 a 1939.
Dos de las obras públicas más importantes que impulsó Campero como mandatario se vincularon a la Justicia: el Palacio Central de Tribunales y la cárcel penitenciaria de Villa Urquiza.
Al fallecer, la Corte recordó especialmente “los destacados y honorísimos servicios desempeñados con dignidad y competencia ejemplares a la Justicia y a la administración pública”. El cuerpo concurrió en pleno al velatorio y envió una corona de flores y una nota de pésame a los deudos. Durante tres días, la bandera de los tribunales estuvo a media asta.