Las rubias copan el verano

En un intento por dejar atrás las pasarelas para convertirse en vedettes, Nicole Neumann y Sabrina Rojas debutaron en Mar del Plata junto a Nito Artaza. En tanto Luciana Salazar hace su apuesta más jugada en un canal erótico de cable. Las tres se transformaron en emblemas de la temporada 2006.

03 Ene 2006

Pasaron las fiestas y el verano se instaló con fuerza en todo el país. Pero, a diferencia de otros años, las estrellas de la temporada son casi exclusivamente blondas modelos que, en una apuesta fuerte para cambiar sus carreras, decidieron dejar atrás el mundo de la moda para convertirse en vedettes y en estrellas de la TV.
Tal es el caso de la modelo Nicole Neumann, que acaba de debutar como vedette en la obra "Los locos mandan", la nueva revista de Nito Artaza que se estrenó en Mar del Plata. Considerada una de las rubias más deseadas de la Argentina, Neumann no sólo deslumbró con su danza, sino que además hace acrobacias en un arnés en pleno escenario.
"Ensayamos durante más de dos meses y pasamos las últimas noches en vela, repasando las coreografías. Gracias a semejante trabajo, tuvimos un debut impecable", señaló Neumann. Tal es el éxito de la modelo y -ahora- vedette, que las entradas del espectáculo se venden como pan caliente y cada noche las colas abarcan más de una cuadra. "Estoy feliz porque era lo que quería hacer desde hace tiempo", declaró la rubia modelo, que en los últimos días se convirtió en alumna fiel de Moria Casán, con quien comparte el escenario.
Otra rubia que pasará a la historia como la más deseada por los argentinos es Sabrina Rojas, que fue elegida "La diosa de 2005" por un grupo de 50 periodistas del mundo del espectáculo. Con su demoledora belleza, la modelo dejó atrás a otras rubias como Jesica Cirio (la reina de la calle Corrientes) y a Nazarena Vélez (la chica del momento), que se hizo famosa por su reciente romance con Diego Maradona.
De esta forma, Rojas inicia una brillante temporada, que la llevó a decirle no a Gerardo Sofovich para debutar junto a Neumann y a Artaza en Mar del Plata.
La tercera rubia que deja sin aliento a los argentinos y que ya es una marca registrada del verano criollo es Luciana Salazar, la sobrina del ex gobernador de Tucumán, Ramón "Palito" Ortega.
La rubia más deseada de la pantalla no sólo se lanzó con todo en el canal Playboy TV, con el ciclo "Luli in love" (que se emite los domingos a la 1), sino que también debutó en vivo como cantante. Antes de poner en pantalla gigante el trailer del programa, Luciana cantó la cortina de Luli in love en inglés y en español, cuyo estribillo afirma: "Querés mi cuerpo, querés mi amor, yo no soy tonta, soy un bombón". Ahora, la rubia (que próximamente llegará a la TV con una nueva comedia), planea grabar un disco con canciones románticas.