Actualidad Política

Manzur: “sería un error eliminar el Ministerio de Salud”

El gobernador rechazó la idea de bajarle el rango a Salud. La CGT defiende Trabajo. Mañana habrá otra cumbre en el CFI.
03 Sep 2018

En el Partido Justicialista están más cerca del Consejo Federal de Inversiones (CFI) que de la Quinta de Olivos. Y cada vez más lejos de las medidas que instrumenta el presidente, Mauricio Macri. Por eso, particularmente los gobernadores, no esperan una convocatoria inmediata a una mesa de diálogo con el Gobierno. Por eso se robustece la cumbre de mañana. Por eso, la CGT analiza anticipar el paro general previsto, inicialmente, para el 25 de este mes.

Juan Manzur ocupó el Ministerio de Salud desde el 1 de julio de 2009 hasta 26 de febrero de 2015 para presentarse luego como candidato a gobernador por Tucumán. “No veo bien eso. Creo que es un error avanzar hacia su eliminación, porque el Ministerio es un conductor de políticas y normativas de la salud en toda la Argentina”, dijo ayer a LA GACETA el actual mandatario tucumano al ser consultado sobre la posibilidad de bajarle el rango a esa cartera.

Durante su primera presidencia, en mayo de 1946, Juan Domingo Perón creó la Secretaría de Salud Pública y, tres años más tarde, por efecto de una reforma constitucional, esa área se convierte en Ministerio, siendo Ramón Carrillo el primer conductor de esa cartera. “Uno no puede olvidar aquel comentario que le hiciera Perón a Carrillo cuando lo designó como ministro: no puede ser que haya un Ministerio para las vacas y no para los humanos”, recordó el analista político Julio Bárbaro. Sólo entre 1955 y 1958 se interrumpió la vigencia de ese Ministerio.

En una charla con nuestro diario, Bárbaro indicó que Salud Pública y Trabajo (otra de las áreas que bajaría de rango) son dos Ministerios que marcan una concepción de la sociedad que una gestión puede llegar a enarbolar. “Evidentemente, Mauricio Macri no tiene la misma concepción. Creo que más que un error, la posible eliminación de esos ministerios reflejan la desnudez de lo que son y lo que piensan los actuales funcionarios del gabinete macrista”, indicó. Según el escritor, el ciclo del liberalismo está agotado. “La idea central de que el país es una empresa y la codicia rige el bien común, es cuanto menos, una deformación exagerada de la realidad”, puntualizó. A su criterio, “ni Macri ni Cristina Fernández van a poder ser candidatos el año que viene y eso dará paso a una nueva generación de dirigentes. Cristina soñaba con la revolución; Macri sólo con el mercado. Así, ambos transitaban por el espacio de las pesadillas”.

Desde el sindicalismo también hay inquietud por los avances del Gobierno de Cambiemos. “Los trascendidos son bastante contradictorios, nos preocupa la eliminación del ministerio de Trabajo. Esperemos que no sea así porque sería la despreocupación absoluta por encontrar la posibilidad de generar equilibrio en la sociedad”, dijo Héctor Daer, el triunviro de la CGT, que también estará en la cumbre de gobernadores de mañana, al mediodía, en la sede porteña del CFI.

Al respecto, Manzur dejó en claro que los mandatarios provinciales se reunirán para buscar medidas que tiendan a aportar soluciones a la actual crisis del país. “Antes, queremos saber qué es lo que hará el Gobierno nacional, que se pongan de acuerdo para definir qué medidas adoptarán y, en base a eso, luego nosotros podremos definir una posición”, remarcó.

Los miembros del equipo del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, vienen acelerando las conversaciones con los gobernadores, con el fin de que apoyen el proyecto de Presupuesto Nacional para 2019, que deberá ser elevado al Congreso hasta el 15 de este mes. En particular, los funcionarios nacionales intentan de que los mandatarios apoyen el recorte de unos $ 300.000 millones en los gastos del año que viene; un tercio de ese esfuerzo debería ser efectuado por las provincias. En el interior, a su vez, siguen rechazando el recorte del Fondo Soja que, a criterio de los gobernadores, ha desfinanciado las obras previstas en municipios y comunas rurales. Para solucionar ese agujero en los ingresos, solicitaron una compensación de partidas. En principio, la Nación estaría dispuesta a ceder al reclamo, pero con algunas condiciones. Los anuncios de hoy pueden llegar a dar alguna claridad al panorama fiscal en el país.