Esta vez, el equipo estuvo a la altura

Cómo fue la actuación de cada uno de los seleccionados por Lionel Sacaloni ante un México que terminó derrotado.

Festejo de la Selección tras el primer gol contra México Festejo de la Selección tras el primer gol contra México

A diferencia del debut, en el que Argentina había sufrido un cimbronazo contra Arabia Saudita, producto de actuaciones individuales muy por debajo de la media; en esta ocasión el vital triunfo en la carrera por llegar a los octavos de final de la Copa del Mundo, llegó acompañado de picos de rendimientos que tuvieron un leve crecimiento.

Tampoco es que en el duelo contra México la Selección fue una sinfonía. Pero esta vez el equipo estuvo a la altura; y eso, en este tipo de torneos en el que los partidos se definen por pequeños detalles, ayuda un montón; muchísimo.

Excepto en el medio campo, en donde Lionel Scaloni deberá seguir buscando potenciar rendimientos y tratando de encontrar las variantes justas para encontrar el salto de calidad, en el resto de las posiciones Argentina obtuvo buenas sensaciones.

Emiliano Martínez no fue demasiado exigido, pero esta vez cumplió las pocas veces que se requirió de sus servicios.

La “nueva” dupla de centrales se mostró firme y segura. Lisandro Martínez y Nicolás Otamendi desactivaron cualquier intención de los mexicanos; mostrándose seguros en cada cruce y contaron con un Marcos Acuña que clausuró su sector y que fue una salida interesante.

Y adelante, Ángel Di María fue de lo mejor. “Fideo” había sido la mejor carta del equipo aún cuando el juego tenía un cero bien grande. Él pidió siempre la pelota y fue el único que intentó cambiar la ecuación en los metros finales.

Con buen slalom, siendo vertical y punzante, el extremo de Juventus generó las pocas aproximaciones del primer tiempo y fue quien cedió la pelota a Lionel Messi en el 1-0. Y con la ventaja en el saco, no sólo siguió aportando en ataque sino que también colaboró en el retroceso, cuando el “Tri” comenzó a apretar buscando la igualdad.

De Messi siempre se espera más. Es el alma del equipo, el mejor del mundo y la carta ganadora de un equipo que necesita imperiosamente de su magia cuando la mano viene cruzada. Y en esta ocasión, “Pulga” volvió a ser ese Messi fundamental, ese Messi líder que se puso el equipo al hombro cuando las cosas no salían. “Leo” destrabó en el momento justo un partido “chivo” que pintaba con ponerse más difícil.

Su zurdazo bajo y esquinado no sólo le dio aire a la Selección; también le entregó la tranquilidad para poder cerrar de otra manera un partido en el que necesitaba imperiosamente sumar de a tres.

Las variantes aportaron a la causa, pero el que entregó el salto de calidad fue Enzo Fernández. Él aportó el equilibrio necesario en el medio y fue él quien le bajó la persiana a un triunfo demasiado trabajado con un golazo para guardarlo en el baúl de los recuerdos.

El uno por uno

23- Emiliano Martínez (6) -  Las pocas veces que solicitaron de sus servicios, cumplió. No tuvo mucho trabajo.

4- Gonzalo Montiel (5) - Estuvo algo dubitativo. Cuando lo exigieron, falló; además no fue importante en ataque.

25- Lisandro Martínez (7) Firme en cada cruce, tanto por arriba como por abajo. Fue uno de los puntos más altos.

19- Nicolás Otamendi (7) Fue un cacique en el fondo y contagió a sus compañeros. En cada cruce, dejó el alma.

8- Marcos Acuña  (7) Aportó en la marca, se mostró sólido y fue una buena herramienta para abrir la cancha.

20- Alexis Mac Allister (5)  Alternó buenas y malas, aunque no logró transformarse en el socio de Messi.

18- Guido Rodríguez (5) En el primer tiempo estuvo ausente. Mejoró en el complemento y luego fue reemplazado.

7- Rodrigo De Paul (4)  Al igual que en el debut, muy impreciso. Llegó tarde casi siempre y entregó mal.

11- Ángel Di María (7) El más desequilibrante del equipo. Además, cedió el pase del gol que abrió el partido.

10- Lionel Messi (7) Comenzó impreciso, pero marcó el 1-0 y ahí creció. Terminó siendo clave, como siempre.

22- Lautaro Martínez  (5) Estuvo incómodo. Muy solo en medio de muchos defensores, perdió siempre.

Ingresaron:

24- Enzo Fernández (7)  Su ingresó equilibró el medio y dio aire en ataque. Aportó un golazo en el 2-0.

9- Julián Álvarez - Tuvo mucha movilidad, pero tampoco fue determinante en los metros finales.

26- Nahuel Molina - Ingresó porque Montiel estaba amonestado. Definió mal desde el borde del área. 

14- Exequiel Palacios - Ayudó en la marca, corrió mucho y generó un par de faltas. Buen ingresó.

13- Cristian Romero - Tuvo un par de cruces importantes en los pocos minutos en los que estuvo en cancha.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios