Quién era la turista argentina que murió en la Costa Amalfitana mientras se sacaba una foto

Inés Gomila tenía 36 años y era fanática de Boca Juniors.

Inés Gomila tenía 36 años Inés Gomila tenía 36 años
23 Noviembre 2022

Una turista argentina de 36 años falleció hoy después de haber sido golpeada por una ola mientras sacaba fotos en la localidad italiana de Furore, en la Costa Amalfitana. Su marido, de 52 años, también cayó al mar en el día de tormenta, pero sobrevivió.

La víctima fue identificada como Inés Gomila, oriunda de Córdoba. Según data en sus redes sociales, la mujer era fanática de Boca Juniors, tiene mensajes de los jugadores del plantel y muchas fotografías alentando a su club con la hinchada.

El cuerpo de la mujer, que murió después de ser arrastrada por una ola, flotaba a pocos metros de la costa cuando fue recuperado por los oficiales de la Guardia Costera de Amalfi. Del operativo de rescate también participó una embarcación del grupo de la zona cercana a Nápoles.

En tanto, su marido fue rescatado con vida por un vecino que logró salvarlo con una cuerda. El argentino consiguió agarrarse a la soga, pero su mujer quedó atrapada en el oleaje. El hombre está siendo sometido a controles médicos en el hospital de Castiglione di Ravello.

”Las olas eran demasiado fuertes, lo que no nos permitió ir a buscarla”, sostuvo Luigi Perrelli, el rescatista. La pareja le pidió a este hombre que les tomara algunas fotos.

El matrimonio después tomó la escalera que conecta el puente con la playa. Ambos comenzaron a subir, y cuando se detuvieron fueron alcanzados por las olas.

La pareja se alojaba en Positano y la Fiscalía de Salerno está investigando lo ocurrido, indicó el canal público RAI.

Tras el violento chaparrón de ayer en Campania, fuertes tormentas marinas golpearon también hoy la franja costera desde Vietri sul Mare hasta Positano. El municipio más afectado fue Maiori, con olas que se extendieron hasta el borde de la carretera estatal 163 Amalfitana. El paseo marítimo estaba cubierto de arena y escombros. La arena del puerto deportivo y los locales de abajo se inundaron. En Minori, el mar se tragó el muelle de amarre, levantando las rejas de hierro y llevando una gran cantidad de troncos y escombros de todo tipo a la playa y al paseo marítimo: el alcalde ordenó el cierre del paseo marítimo e hizo acordonar toda la zona. La alerta climática sigue siendo alta.

Temas Italia
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios