El Gobierno nacional criticó a Rodríguez Larreta por sacar los planes por faltar a la escuela

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti advirtió que poner el foco en la regularidad escolar es una doble estigmatización y descartó que la Nación copie la medida

Gabriela Cerrutti / Horacio Rodríguez Larreta Gabriela Cerrutti / Horacio Rodríguez Larreta
09 Agosto 2022

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, criticó el anuncio del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que supedita la continuidad del programa de ayuda social Ciudadanía Porteña a la regularidad escolar de los hijos e hijas de sus beneficiarios al considerar que esa variable "no puede ser usada como un castigo, una doble estigmatización y una herramienta fiscal para bajar la ayuda".

"Una familia en situación de vulnerabilidad necesita que el Estado la acompañe, ayude e incentive a volver a una situación de regularidad escolar, de trabajo y de salud y no que la castigue por no hacerlo", aseveró la portavoz en una serie de mensajes que publicó en la red social Twitter.

En ese sentido, destacó que conoce muy bien el programa sobre el que hizo anuncios hoy el jefe de Gobierno porteño porque tuvo "el honor de diseñarlo e implementarlo" junto a su equipo del Ministerio de Derechos Humanos y Sociales en 2006, durante la gestión de Jorge Telerman al frente del Ejecutivo del distrito.

"La ley que creó el programa indica como corresponsabilidades la regularidad escolar, la vacunación obligatoria y la búsqueda de trabajo para los adultos del hogar", precisó Cerruti quien, sin embargo, remarcó que se trata de "corresponsabilidades y no de requisitos porque tanto el Estado como la familia se comprometen a llevarlo adelante".

"Estas corresponsabilidades que se piden a los beneficiaron son un marco para ayudar a las familias a salir de la situación de vulnerabilidad. No pueden ser usadas como un castigo, una doble estigmatización, una herramienta fiscal para bajar la ayuda", planteó la portavoz de la Presidencia.

Rodríguez Larreta anunció esta mañana que controlará cada dos meses la regularidad escolar de los hijos e hijas de las personas que perciben la ayuda social correspondiente al programa Ciudadanía Porteña.

En función de eso, la Ciudad determinará si esas familias continuarán recibiendo el 100% de la ayuda social o si le restan el monto que perciben dentro de ese beneficio en concepto de "adicional por hijo", y, en caso de persistir esa situación, se dispondría directamente la baja del beneficio.

"Si está tan preocupado por el cumplimiento de la ley, el gobierno de Rodríguez Larreta podría ocuparse de que sigan ingresando familias que lo necesiten o requieran, y que se pague el porcentaje que establece la ley y que se fue restringiendo a medida que pasaron los años", postuló Cerruti.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios