China canceló tratados con Estados Unidos y escala el malestar por Taiwán

Sanciones a Pelosi por su visita a Taiwán. Pekín cortó la cooperación sobre delincuencia, repatriación de inmigrantes y clima

China canceló tratados con Estados Unidos y escala el malestar por Taiwán
06 Agosto 2022

PEKIN, China.- El gobierno chino anunció que interrumpió la cooperación con Estados Unidos en varios niveles, incluido el diálogo entre altos mandos militares, y sancionó a la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, en represalia por su visita a Taiwán.

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino expresó que la legisladora demócrata interfirió en los asuntos internos y “socavó seriamente su soberanía e integridad territorial”.

Entre las medidas dispuestas por la Cancillería china se destaca la cancelación de las conversaciones de Comandantes de Teatro entre ambos países, las de Coordinación de Política de Defensa; y de las reuniones del Acuerdo Consultivo Marítimo Militar. En total, son ocho cancelaciones y suspensiones de diferentes tratados de cooperación y conversaciones bilaterales sobre distintos temas de interés global.

Pekín también anunció la suspensión de la cooperación en materia de repatriación de inmigrantes ilegales; la asistencia legal en asuntos criminales; contra crímenes transnacionales; y en la lucha contra los narcóticos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino también informó la suspensión de las conversaciones sobre el cambio climático.

Sobre este último tema, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió que, sin cooperación eficaz entre Estados Unidos y China, no se pueden resolver los problemas más acuciantes del mundo

La lucha contra el cambio climático ha sido un área clave de debate entre las dos superpotencias, las más contaminantes del mundo. La escalada de represalias pone un alto a esa cooperación.

La breve visita de Pelosi esta semana a Taiwán, que China reclama como propia, enfureció a Pekín y desencadenó simulacros militares chinos a una escala sin precedentes en los mares y el aire alrededor de la isla.

La congelación se produjo en un momento en el que las autoridades estadounidenses y chinas intensificaron su compromiso en materia de clima, cuando falta poco para la cumbre climática en Egipto, en noviembre.

China y Estados Unidos son los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero y su anterior compromiso bilateral sobre el cambio climático ayudó a allanar el camino para el Acuerdo Climático de París en 2015.

Además, el gobierno chino declaró que la visita, Pelosi interfirió en los asuntos internos de China y socavó su soberanía e integridad territorial, por lo que impondrá sanciones contra la legisladora y su familia inmediata.

El gigante asiático, que considera la isla como parte de su territorio, impuso sanciones contra varios funcionarios estadounidenses en los últimos años por haberse pronunciado sobre los derechos humanos en lo relacionado con Hong Kong y la región de Xinjiang (noroeste).

China comenzó el jueves, como respuesta a la visita de Pelosi, los ejercicios militares más importantes en décadas alrededor de la isla, que concluirán mañana. Dijo que eran una simulación de un escenario real de ataque.

Taiwán denunció que Pekín cruzó con aviones de combate, barcos de guerra y misiles la línea divisoria con la isla, una frontera informal pero estrictamente respetada hasta ahora.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, dijo que el embajador Qin Gang fue convocado para hablar sobre la actitud “provocadora” de China.

Pelosi, que insistió en visitar Taiwán, en contra de la opinión y recomendaciones de la Casa Blanca, de su propio partido y del presidente Joe Biden, dijo que es “ridículo” que su visita a Taiwán pueda perjudicar a la isla y aseguró que el objetivo de su gira asiática no es cambiar el “statu quo”, sino mantenerlo.

La creciente tensión entre las dos potencias, que lleva décadas montándose y que ahora está en su peor momento, causa alarma en todo el mundo. El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, hizo un llamado a todas las partes para que mantengan la calma y la “moderación” y pidió resolver las diferencias por medios pacíficos, para evitar así consecuencias trágicas.

Comentarios