Los Pumas: cuestión de infraestructura

Corbalán Costilla, vice segundo de la UAR, explica por qué Tucumán no puede ser sede aún

SEDE. El estadio “23 de agosto”, en la capital jujeña, cuenta con una capacidad de 24.000 espectadores, mientras que la del “Monumental José Fierro” es de 35.000. Prensa UAR / Gaspafotos SEDE. El estadio “23 de agosto”, en la capital jujeña, cuenta con una capacidad de 24.000 espectadores, mientras que la del “Monumental José Fierro” es de 35.000. Prensa UAR / Gaspafotos

La visita de Los Pumas a Jujuy echó sal en una herida abierta desde que se reveló que la agenda 2022 del seleccionado argentino incluía tests matches con Escocia en dicha provincia, Salta y Santiago del Estero, ignorando olímpicamente a Tucumán, la plaza con mayor tradición rugbística y jugadores convocados del norte del país. Con este, ya son seis años desde la última vez que Los Pumas jugaron en Tucumán (aquella serie doble con Francia enmarcada en los festejos del Bicentenario de la Independencia) y por ahora no hay signos de que el panorama vaya a cambiar en el futuro cercano. Mientras, Salta los ha recibido en numerosas oportunidades desde que Argentina ingresó al Rugby Championship, y de hecho el estadio Padre Martearena -que los recibirá el sábado en el segundo duelo de la serie con Escocia- era el último escenario argentino en el que el seleccionado nacional había puesto los pies desde 2019 hasta hace dos días.

En su nueva posición de vicepresidente segundo de la Unión Argentina de Rugby, Marcelo Corbalán Costilla reconoce ver las cosas desde una nueva perspectiva, y lo primero que deja en claro es que no hay ningún encono o ánimo revanchista de la entidad madre contra la “rebelde” Tucumán, que él mismo hasta hace poco presidía. Todo se reduce a una cuestión más práctica: la infraestructura. O mejor dicho, la falta de.

“Esta clase de eventos se programan con mucha antelación, porque se encuadran dentro del calendario mundial que maneja World Rugby. Y lo primero que se tiene en cuenta al momento de definir cada sede, es la infraestructura con la que cuentan determinados lugares. Y Tucumán choca con la realidad de no contar con un estadio acorde a las exigencias que hoy tiene World Rugby. Ya no es como años anteriores, en los que vos podías traer un seleccionado europeo a pesar de algunas carencias. Hoy se demandan ciertos estándares que en Tucumán no podemos cumplir”, explica.

Actualmente, se sabe que el escenario deportivo con mayor capacidad y mejores prestaciones de Tucumán es el de Atlético, sobre todo a partir de las mejoras que se realizaron en los últimos años, pero Corbalán Costilla señala que todavía hay aspectos en los que no está a la altura de los otros estadios a los que la UAR les adjudicó los tests de Los Pumas. “Sin dudas el Monumental es un gran estadio, con mucha historia y más capacidad que la del de Jujuy, pero este cuenta con algunas instalaciones distintas. Hay unos palcos de primer nivel, accesos, espacios de prensa y otras facilidades que se ajustan a lo que se necesita. Ahí radica la primera falla de Tucumán. Creo que todo lo demás es solucionable, porque la pasión que tenemos los tucumanos para este tipo de eventos es increíble”, compara.

Voluntad política

Por otro lado, Corbalán Costilla aclara que sí hubo voluntad desde el gobierno provincial de aportar económicamente a la organización de un test match en Tucumán. “En 2021, mostraron predisposición a hacerlo, y eso es fundamental porque sin aporte gubernamental, es imposible realizar un evento como este. Los gobiernos de Jujuy, Salta y Santiago hicieron un aporte económico importante en ese sentido”, advirtió el ex titular de la URT, y enfatizó en que se trata de una inversión con mucho sentido.

“Para nada es plata perdida. Acá en Jujuy la plaza hotelera está bastante colmada y se vio a los restaurantes y locales trabajando a pleno. En Salta y Santiago también ya es difícil encontrar hospedaje por estos días. Con eso te das cuenta de que todo eso que invertiste vuelve y también atrae turismo internacional, lo que te da otra visualización en el resto del mundo”, subrayó.

En síntesis, para el hoy vice segundo de la UAR, que Tucumán vuelva a ser sede de Los Pumas y eventos de esa magnitud se reduce a una cuestión de voluntad política y dirigencial de invertir en la infraestructura deportiva de Tucumán: “debemos dar el salto de calidad. Creo que el mensaje es que la dirigencia política debe entender que el deporte mejora la calidad de vida y es una inversión que se recupera”.

Los Pumas están en Salta

El seleccionado ya está instalado en la capital salteña para preparar el segundo partido de la serie con Escocia. El tucumano Domingo Miotti se sumará junto a Felipe Ezcurra para cubrir las bajas de Nicolás Sánchez y Tomás Cubelli, descartados por lesión.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios