"Pilas de cuerpos": hallan 46 migrantes muertos dentro de un camión, en Texas

Investigan el contrabando de personas entre EEUU y México.

TRAGEDIA EN TEXAS. Foto de Reuters TRAGEDIA EN TEXAS. Foto de Reuters
28 Junio 2022

El hallazgo de 46 inmigrantes muertos dentro de un camión con remolque generó conmoción en la ciudad de San Antonio, Texas. Se trata de una de las tragedias de contrabando de personas entre EEUU y México de mayor magnitud, advirtieron las autoridades.

Un funcionario del Departamento de Bomberos de San Antonio relató que encontraron "pilas de cuerpos" y sin señales de agua en el camión, que estaba junto a las vías del tren en un área remota en las afueras del sur de la ciudad.

Además, otras 16 personas encontradas dentro del tráiler fueron transportadas a hospitales por insolación y agotamiento, incluidos cuatro menores, pero no había niños entre los muertos, señala el reporte oficial.

"Los pacientes que vimos estaban calientes al tacto, sufrían un golpe de calor, agotamiento", dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, en una conferencia de prensa. "Era un camión con remolque refrigerado, pero no había una unidad de aire acondicionado visible que funcionara en esa plataforma", añadió.

Las temperaturas en San Antonio, que está a unos 250 kilómetros de la frontera con México, aumentaron a un máximo 39,4°C el lunes, con mucha humedad.

TRAGEDIA EN TEXAS. Foto de Reuters TRAGEDIA EN TEXAS. Foto de Reuters

El jefe de policía de la ciudad, William McManus, explicó que una persona que trabaja en un edificio cercano escuchó un grito de ayuda y salió a investigar. El trabajador encontró las puertas del remolque parcialmente abiertas y miró adentro y encontró varios cadáveres.

McManus añadió que este fue el incidente más grande de este tipo en la ciudad y dijo que tres personas estaban bajo custodia luego del incidente, aunque su participación aún no está clara.

Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EE. UU. dijo que su división estaba investigando "un presunto evento de contrabando de personas" en coordinación con la policía local.

Niveles récord

Las muertes destacan una vez más el desafío de controlar los cruces de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México, que han alcanzado niveles récord.

El tema ha resultado difícil para el presidente estadounidense Joe Biden, un demócrata que asumió el cargo en enero de 2021 prometiendo revertir algunas de las políticas de inmigración de línea dura de su predecesor republicano Donald Trump. Los republicanos han criticado la estrategia fronteriza de Biden antes de las elecciones legislativas de mitad de período en noviembre.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, calificó la asfixia de los migrantes en el camión como una "tragedia en Texas" en Twitter y dijo que los funcionarios consulares irían a los hospitales a donde habían sido llevadas las víctimas para ayudar "como sea posible".

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras dijo a Reuters que los consulados del país en Houston y Dallas estarían investigando el incidente. Ebrard dijo que dos guatemaltecos fueron hospitalizados y la Cancillería guatemalteca señaló en Twitter que funcionarios consulares irían al hospital "para verificar si hay dos menores guatemaltecos allí y en qué condiciones se encuentran".

La autopista I-35 cerca de donde se encontró el camión atraviesa San Antonio desde la frontera con México y es un corredor de contrabando popular debido al gran volumen de tráfico de camiones, según Jack Staton, un ex alto funcionario de la unidad de investigación de ICE que se jubiló en diciembre.

En julio de 2017, 10 migrantes murieron tras ser transportados en un tráiler que fue descubierto por la policía de San Antonio en un estacionamiento de Wal-Mart. El conductor, James Matthew Bradley, Jr., fue sentenciado al año siguiente a cadena perpetua por su papel en la operación de contrabando.

Staton indicó que los inmigrantes han sido interceptados regularmente en el área desde el incidente de 2017. "Era solo cuestión de tiempo antes de que una tragedia como esta volviera a ocurrir", lamentó. (Reuters)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios