A 20 años de un episodio clave: La Masacre de Avellaneda

El crimen de Kosteki y de Santillán trastocó los planes de Duhalde.

26 Junio 2022

El 26 de junio de 2002 la presidencia de Eduardo Duhalde sufrió una estocada de la que no pudo recuperarse y, como un efecto dominó, fue deteriorando su gestión hasta obligarlo a adelantar las elecciones. Ese día fueron asesinados los manifestantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, en el marco de una represión policial que se conoció como la “masacre de Avellaneda”.

Duhalde había asumido tras la crisis económica e institucional que terminó con Fernando de la Rúa y con su Gobierno. Pero en las calles los cimbronazos de aquel marasmo se mantenían presentes, sobre todo con las marchas que protagonizaban las organizaciones sociales. A una de ellas, el Movimiento de Trabadores Desocupados (MTD), pertenecían Kosteki y Santillán.

Por el crimen fueron condenados a cadena perpetua el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta, ambos de la Policía Bonaerense. Durante el juicio se demostró que a Kosteki y a Santillán les habían disparado desde una distancia menor a 10 metros y con perdigones de plomo, mientras los policías sostenían que lo habían hecho a 100 metros y con balas de goma. Las imágenes tomadas por un camarógrafo de Canal 7 y por un fotógrafo del diario Clarín no dejaron lugar a dudas sobre lo que había sucedido.

La orden de reprimir a los manifestantes había emanado del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, pero el costo político terminó horadando a Duhalde. Estaba muy fresca en el imaginario social la represión de diciembre de 2001, con un saldo de más de 20 muertos, por lo que el impacto de este doble crimen sacudió mucho más a la opinión pública.

Duhalde inició una serie de movidas con el fin de calmar los ánimos y recomponer sus filas. La primera cabeza que rodó fue la del ministro de Justicia, el radical Jorge Vanossi. Pero la credibilidad en su Gobierno ya estaba cuesta abajo y, finalmente, decidió adelantar las elecciones del año siguiente: estaban programadas para el 27 de octubre y terminaron celebrándose el 27 de abril. Pasaron 20 años y de la “masacre de Avellaneda” siguen midiéndose las consecuencias.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios