Eficiencia, para evitar un aumento en los costos

El gasoil es un insumo fundamental en cualquier actividad productiva. Los constantes aumentos en su precio afectan la rentabilidad. Ante la inflación permanente, el ruralista debe hacer lo imposible por evitar que aumenten sus costos. Y en ese sentido se torna clave hacer un uso eficiente del combustible. Para ello, debe mantener las maquinarias y los vehículos en condiciones.

La Argentina y Tucumán son netamente productivos. Basta recorrer los campos para que uno pueda dimensionar entre las múltiples actividades productivas que el combustible utilizado en el marco de las diversas labores realizadas en el campo representa uno de los principales insumos.

En el caso de nuestra provincia las diferentes actividades agroproductivas requieren siempre del gasoil para que las maquinarias y los vehículos que trabajan puedan moverse y realizar las diversas labores, necesarias para que el hombre de campo pueda producir como corresponde y para que todo eso producido llegue a las industrias y a los puntos de consumo de materia prima o de productos elaborados.

Tucumán presenta una gran cantidad de hectáreas bajo cultivo, en las cuales se producen cítricos, caña de azúcar, arándanos, soja, maíz, poroto, trigo, sorgo, garbanzo, papa, frutilla. A estos se suman las hortalizas en general y las pasturas implantadas y naturales. Todo esto nos dan una idea del movimiento de tractores, de camiones, de pulverizadoras y de trilladoras, que necesitan moverse durante las labores de siembra, de plantación, de cultivo, de cosecha y de transporte de todo lo producido en nuestro territorio.

Actualmente las actividades de la cosecha de soja -casi finalizada-, de poroto y de maíz -que se viene-; la de limones con destino de exportación, a mercado interno y a la industria, y la ya iniciada zafra azucarera son altas consumidoras de combustibles.

Diversos estudios acerca del consumo de gasoil en el país indican que la agricultura utiliza, tranqueras adentro, más de 1.100 millones de litros de este combustible en las diferentes campañas productivas. Según los años este número puede sufrir algunas variaciones, en más o en menos.

En la Argentina la inflación es ya moneda corriente, y el combustible es siempre la variable de ajuste para este fenómeno económico. A raíz de ello su suba es permanente. Esta semana aumentó un 9%.

Durante estos últimos meses la faltante de gasoil y la gran suba en los precios están generando grandes perjuicios; no solo al productor, que necesita mover sus máquinas y tractores, sino también al país que tanto necesita dólares de la exportación. Y la falta de combustible solo genera que lo producido no sea cosechado y vendido en tiempo y forma.

El gasoil escasea; es difícil conseguirlo en los volúmenes que el sector necesita, y los problemas de cosecha, de transporte y de comercialización se agravan día a día.

Sin derroches

Debido a esto al productor solo le queda ser eficiente a la hora de usar este insumo que tanto dolores de cabeza le está ocasionando actualmente.

Algunos estudios demuestran que los equipos agrícolas con un deficiente mantenimiento en su funcionamiento registran consumos de un 10% mayor de lo normal, así como también mermas de potencia ocasionadas especialmente por la falta de mantenimiento en los filtros de aire. A campo, esto se traduce en menor velocidad de trabajo, en menor ancho posible de labor y en mayor consumo para trabajar la misma superficie. Y todo esto hace que, finalmente, aumente el costo de una actividad realizada.

El productor debe realizar el mantenimiento adecuado para que el consumo de un equipo sea óptimo.

Evitar fallas

Otro de los beneficios del mantenimiento preventivo del tractor es la reducción del número de fallas durante los períodos críticos de trabajo. Las roturas y fallas se producen cuando intentamos hacer un uso intensivo del tractor, lo cual generalmente coincide con períodos críticos de trabajos donde una demora significa seguramente enormes pérdidas, como por ejemplo en la preparación del suelo tardía, siembra fuera de fecha y en el atraso en la cosecha.

Actualmente el costo de gasoil es un parámetro más que importante en los costos productivos de cualquier actividad, siempre impactado por la inflación, por lo que debe ser tenido en cuenta de manera permanente. Sobre todo en la actualidad, cuando este insumo vital para la actividad agropecuaria nacional, regional y provincial sufre aumentos de manera casi permanente, sumados a un abastecimiento que no está siendo efectivo, por lo que conseguirlo de manera rápida y segura está siendo algo difícil de lograr.

Para que el país produzca bienes agropecuarios necesita de manera permanente y segura que el gasoil esté disponible. No conseguirlo solo afecta el aparato productivo nacional. Es lo que actualmente se advierte en todas las zonas productivas del país.

Tamaño texto
Comentarios