Invasión rusa: Suecia y Finlandia ponen fin a su histórica neutralidad

“Empujadas” por la agresión rusa a Ucrania, ambas naciones escandinavas confirmaron que solicitarán formalmente su ingreso en la alianza atlántica. Se debilita la posición de Putin

DECISIÓN. La primera ministra Sanna Marin y el presidente Sauli Niinisto informan de la decisión de Finlandia. DECISIÓN. La primera ministra Sanna Marin y el presidente Sauli Niinisto informan de la decisión de Finlandia. REUTERS
15 Mayo 2022

BRUSELAS, Bélgica.- Finlandia y Suecia han tomado la decisión de solicitar su ingreso a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), anunciaron los líderes de ambos países.

“Es un día histórico. Está amaneciendo una nueva era”, afirmó el presidente finlandés, Sauli Niinistö, junto a la primera ministra, Sanna Marin, durante una conferencia de prensa en Helsinki, la capital del país.

Poco después, el partido socialdemócrata gobernante de Suecia informó que respalda el movimiento, que romperá con más de 70 años de neutralidad de ambos países, hasta ahora muy cuidadosos de su vínculo con la vecina y poderosa Rusia.

El giro histórico de política exterior y de defensa de las naciones bálticas fue provocado por la invasión rusa de Ucrania.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, dijo que, con el ingreso a la OTAN, Suecia logrará más seguridad y contribuirá a aumentarla como miembro de la alianza occidental.

De igual forma, aseguró que la decisión de su país “no es algo contra Rusia”, sino lo que más le conviene a la nación. Si Suecia fuera el único país de la región báltica que no es miembro de la OTAN “estaría en una posición muy vulnerable”, agregó.

Moscú, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Finlandia, manifestó que sería un error que Helsinki se uniera a la alianza transatlántica de 30 miembros y que eso dañaría los lazos bilaterales.

El anuncio de ayer se produce después de que Niinisto y Marin dijeron el jueves que ambos estaban a favor de la membresía en la OTAN, con lo que dieron luz verde para que el país presentara su solicitud.

Niinisto relató que llamó el sábado al presidente ruso, Vladimir Putin, para informarle sobre los planes de Finlandia para unirse a la alianza.

“Ni yo, ni Finlandia, somos conocidos por escabullirnos y desaparecer silenciosamente detrás de una esquina. Es mejor decirlo claro, también a la parte interesada”, dijo Niinisto sobre su conversación. El presidente finlandés expresó su disposición a mantener conversaciones con su homólogo turco, Tayyip Erdogan, después de que Ankara presentara objeciones a que los países nórdicos se sumen a la alianza militar atlántica. Como miembro de la OTAN, Turquía podría vetar las solicitudes. Ayer, al margen de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores en Berlín, expuso sus demandas: dijo que quería que los países nórdicos detuvieran el apoyo a los grupos militantes kurdos presentes en su territorio y levantaran las prohibiciones sobre algunas ventas de armas a Turquía. “Estoy seguro de que podremos abordar las preocupaciones que Turquía ha expresado de una manera que no retrase la membresía”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. (Reuters)

Comentarios