Obras de autores tucumanos llegarán a las aulas

Un convenio entre la cartera educativa y el Ente Cultural permitirá que nuestros escritores sean leídos. La capacitación docente

FONDO EDITORIAL ACONQUIJA. Se usarán sus publicaciones.  FONDO EDITORIAL ACONQUIJA. Se usarán sus publicaciones.

Con alguna frecuencia se suele valorar más lo que otros poseen o son, tal vez porque prevalece un estado de falta de estima o de desconocimiento. Si los miembros de una familia ignoran su pasado, poco o nada saben de sus antepasados, carecerán de identidad y lo mismo sucederá con los pueblos que no se preocupan por indagar en su historia. Antes de desear lo ajeno, hay que fijarse lo bueno que se tiene en la casa, repetían los abuelos. El Ministerio de Educación de la provincia se ha propuesto relanzar la enseñanza de la historia y la cultura de Tucumán, iniciativa que había quedado pendiente por la pandemia. La propuesta inicial es la difusión y lectura de los escritores tucumanos y con esa intención firmará un convenio con el Ente Cultural en los próximos días, organismo que pondrá a su disposición las publicaciones del Fondo Editorial Aconquija.

El ministro Juan Pablo Lichtmajer señala que la primera acción será que los libros lleguen a las escuelas. “Inmediatamente, vamos a lanzar una formación docente a través del programa Formar, referida a cómo trabajarlos, desde la comprensión de texto, en fin, todas las cosas que la obra literaria tiene. Va a ser un esquema mixto en el que habrá expertos en comprensión de texto, en alfabetización en los distintos usos que los libros van a tener, en el desarrollo de la capacidad creativa y por otro lado, vamos a incluir a los autores y autoras para que dialoguen con los alumnos en distintas ocasiones. Ya lo hemos hecho antes con Marcos Rosenzvaig y otros autores. Vamos a trabajar conjuntamente con la dirección correspondiente del Ente, con autores emergentes y otros ya consagrados.”, indicó el funcionario.

El titular del Ente Cultural, Martín Ruiz Torres, comenta que van a poner a disposición todos los libros publicados por la editorial de ese organismo. “Se le va a dar la posibilidad al autor de venderlos al Ministerio de Educación para que forme parte de la lectura en las aulas. Se les va a pedir a los autores que den clases, conferencias, que haya un trato directo entre alumnos y escritor. El Ministerio le compra los libros al autor. Yo no quiero manejar un peso de todo esto”, dice. El responsable del Ente acota: “nosotros cerramos un círculo que nace con el escritor, su obra se publica y este termina vendiéndolo al libro. De esa forma, nosotros facilitamos la venta, quiero que todos los libros que se les entrega a los autores se vendan y con la venta de eso ya pueden seguir publicando solos. Lo importante es que los alumnos sepan de la existencia de tal o cual escritor”.

La doctora en Letras Soledad Martínez Zuccardi destaca que la iniciativa es valiosa, sobre todo “si se trata que la literatura de los autores tucumanos llegue a los colegios”. En su opinión, la acción debe ir acompañada de mucho estudio, asesoramiento, de una buena selección de los textos de acuerdo con cada nivel.

“Creo que hay que trabajarlos con un asesoramiento desde los investigadores y al mismo tiempo tiene que estar coordinado con la gente que está en las escuelas y en contacto con los estudiantes. Al mismo tiempo hay mucha gente que está trabajando hace bastante investigando la literatura de Tucumán entonces quizás sería bueno, que también se consulte a los investigadores para ver qué textos se pueden proponer”, explica la investigadora del Conicet, que se dedica al estudio de la literatura de Tucumán y del campo literario local y regional.

A la poeta Alejandra Díaz le parece una excelente propuesta y comenta que, en la Escuela de Bellas Artes de la UNT, a su nieto le hacen leer obras de autores tucumanos. “Estoy de acuerdo con el discurso de Saccomano en la apertura de la Feria del Libro que se refirió al reconocimiento del escritor como trabajador. Me parece bien que el Ministerio les compre libros a los autores, pero eso es para aquellos que tienen ejemplares en existencia, en mi caso no tengo ninguno, los que tengo no están a la venta porque son muy poquitos. El Invelec, del Conicet, ha subido a su sitio las obras digitalizadas para que los alumnos puedan acceder a ellas, de autores que están vivos o que ya no tienen ejemplares. Es una alternativa de difusión, pero es gratuita. Saccomano dice que el trabajo del escritor debe ser valorado y rentable”, afirma la escritora de Bella Vista.

Comentarios