Descubren un factor vinculado a la pérdida del olfato por covid: ¿quiénes tienen más riesgo?

Científicos de una empresa biotecnológica estadounidense vinculan con el daño a las células infectadas en una zona de la nariz llamada epitelio olfativo, que protegen las neuronas olfativas y ayudan a oler.

Pérdida de olfato por covid-19. Foto Getty Images Pérdida de olfato por covid-19. Foto Getty Images
21 Enero 2022

Una investigación realizada por científicos de la empresa biotecnológica estadounidense 23andMe reveló el factor de riesgo genético que influye en la probabilidad de que una persona con coronavirus experimente pérdida de olfato o gusto como síntomas de la enfermedad.

El análisis, publicado en la revista 'Nature Genetics' y de la que se hizo eco la plataforma Sinc, muestra que el locus genético (lugar específico donde está localizado un gen u otra secuencia de ADN en un cromosoma) situado en las inmediaciones de los genes UGT2A1 y UGT2A2, se asocia con un aumento del 11% en la probabilidad de desarrollar cualquiera de estos cuadros tras la infección por SARS-CoV-2.

La investigación a cargo de Adam Auton, vicepresidente de la firma, contó con la participación de 69.841 personas (63% mujeres; 37% hombres), todas ellas mayores de 18 años y que vivían en Estados Unidos o Reino Unido.

Así, el cuerpo de expertos descubrió que los genes UGT2A1 y UGT2A2 codifican enzimas que se expresan en las células que recubren el interior de la nariz y participan en la eliminación de los odorantes (sustancias que desprenden olor) que se unen a los receptores implicados en su detección.

"No está claro cómo participan ambos genes en este proceso, pero dada su localización y función esencial, estos genes podrían desempeñar un papel en la fisiología de las células infectadas y el consiguiente deterioro funcional que contribuye a la pérdida de la capacidad olfativa", explicó Auton.

Más allá de las conclusiones finales, los investigadores advirtieron que el estudio "tiene limitaciones" ya que "está sesgado hacia los individuos de ascendencia europea" y que se realizó mediante encuesta. No obstante, este hallazgo proporciona pistas sobre los mecanismos biológicos que subyacen a la pérdida del olfato o del gusto relacionada con el coronavirus.

Si bien cuatro de cada cinco pacientes con covid-19 recuperan estos dos sentidos, la investigación sugiere que la incapacidad persistente o la capacidad reducida para oler y saborear afecta las relaciones, la salud física y el bienestar psicológico.

En Estados Unidos, seis meses después de contraer covid-19, hasta 1,6 millones de personas aún no pueden oler o han experimentado un cambio en su capacidad del olfato.


Comentarios