Una antigua casa de Tafí Viejo albergará al teatro más irreverente - LA GACETA Tucumán

Una antigua casa de Tafí Viejo albergará al teatro más irreverente

Fundado por el grupo Manojo de Calles, el colectivo artístico trabaja desde hace décadas y ahora tendrá sede propia en Villa Obrera.

15 Ene 2022 Por Ricardo Reinoso
1

UN SUEÑO REALIZADO. El colectivo artístico, integrado por tres grupos feministas, busca generar una mirada política a través de la teatralidad.

Al cabo de casi 30 años de una historia teatral que forjó una identidad artística alejada de lo convencional, el grupo Manojo de Calles acaba de anunciar que por fin tiene su espacio propio: una antigua casa ubicada en la Villa Obrera, de Tafí Viejo. El predio se denomina Fuera de Foco Obradora de Arte y está situado en pasaje Villagra 262, a una cuadra de la Avenida Constitución y a dos cuadras de la Avenida Independencia, dos accesos principales de la ciudad, con líneas de colectivos que unen con San Miguel de Tucumán.

Verónica Pérez Luna, miembro fundadora del grupo, que también integran su hermana Sandra, Tita Montolfo, María Alejandra Monteros, Jorge Pedraza y Yoca Gil, entre otros, comentó que la primera actividad será un taller de clown a cargo de Pedraza, desde el 26 al 28 de este mes.

“En una primera etapa vamos a iniciar actividades acotadas. No vamos a poder abrir ahora totalmente el nuevo espacio, porque todavía está en reparaciones y estamos gestionando fondos. A la casa la compramos en octubre, pero hasta ahora no hemos logrado todavía ninguna ayuda, la estamos reparando con nuestros propios medios”, aclaró Pérez Luna.

Incansable autogestión

Fuera de Foco, un proyecto multidisciplinario que el grupo Manojo de Calles desarrolla desde 2000, incluyó siempre la autogestión de espacios culturales abiertos al público. Primero fue La Cúpula, una pequeña oficina en el centro tucumano. Luego pasaron a La Roja, en una zona donde antiguamente hubo prostíbulos y cabarets, y desde 2011 hasta el 2020 se radicaron en Mendoza 2062. “En el proceso de esos 20 años de trabajo colectivo autogestionado (sin subsidios de espacio), se conformó un equipo de gestión transfeminista articulado en La Colectiva Las Lisístratas. En 2020 tuvimos que cerrar porque se vendió el espacio en el que funcionaba la salita en barrio El Bosque, que se había convertido en un “foco” para el arte joven y las manifestaciones más diversas y sede de tres colectivas feministas: Manojo De Calles, Teatro al Borde y Las Lisístratas”, reseñó el grupo en un comunicado a través de las redes sociales.

Recientemente tuvieron que cerrar la última sede de Fuera de Foco Espacio de Arte, pero siguieron trabajando y en pandemia no pararon de producir a partir de adaptarse al contexto: estrenaron obras y desarrollaron eventos en formato virtual.

Un feliz hallazgo

“Con la reapertura, comenzamos a buscar alquileres pero no fue fácil, y entonces apareció esta posibilidad de compra al alcance de los ahorros que teníamos y el 15 de octubre de 2021 concretamos la compra de la propiedad que les pasamos a describir: es antigua y necesita reparaciones, pero tiene una estructura que tiene aproximadamente 230 metros cuadrados cubiertos: una galería de entrada de 2x6m, dos habitaciones de 5x6m, un espacio intermedio que comunica con el Galpón cuyas dimensiones son 10x11m. En ese espacio intermedio de 10x6m está montado un baño con bañera de 3x2,60m que debe ser reparado, y está dispuesto a la par otro espacio de tamaño similar para montar un segundo baño -detallan-. Además, tiene los cimientos y paredes levantadas de dos pequeños espacios que podrían ser una habitación y su baño privado para alojar teatreros. El terreno es de 20 por 33 metros y tiene dos hermosos árboles locales muy tucumanos, una mora y un níspero. La construcción del frente y las dos primeras habitaciones conservan la construcción original. Los pisos de las dos habitaciones y del baño son baldosas antiguas a recuperar. En el espacio, según comentan los dueños anteriores, originalmente su abuelo -Domingo Carmena- tenía un almacén de ramos generales llamado El Zorzal, que era muy conocido en la zona, en las primeras décadas del 1900”.

Pérez Luna remarcó que el gupo siempre está generando una mirada política a través de la teatralidad. “La Villa Obrera también tiene una identidad con la que vamos a ir dialogando, porque nosotros también tenemos una identidad bien definida -dijo-. La construcción de territorio implica saber tejer redes, producir cercanías, implicarse con los otros. Fuera de Foco además de un espacio físico se manifiesta en la creación de un territorio político donde el arte se las ve con su contexto; tratando de escapar de las lógicas capitalistas. Ese es nuestro propósito en este lugar donde decidimos hundir raíces para trabajar la relación vital entre el teatro y su comunidad”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios