Sin cierre de actividades y con menos días de aislamiento en Tucumán

El Gobierno anunció medidas para intentar mitigar la tercera ola de contagios. Sugieren no concurrir a eventos masivos. Las estadísticas.

TESTEOS. Según estadísticas oficiales, se realizan 5.000 análisis diarios. la gaceta / foto de antonio ferroni TESTEOS. Según estadísticas oficiales, se realizan 5.000 análisis diarios. la gaceta / foto de antonio ferroni

Los 4.510 casos de contagio de Covid-19, informados ayer por el Ministerio de Salud Pública, alertaron a las autoridades acerca de hasta dónde llegará el pico de la tercera ola de la pandemia. El dilema que se abrió dentro de la Casa de Gobierno era saber si correspondía o no restringir actividades o aplicar confinamientos. Durante la semana que pasó, el vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, escuchó a empresarios de distintos sectores económicos, preocupados por el crecimiento en el nivel de ausentismo, por lo prolongado del período de aislamiento y, fundamentalmente, por la posibilidad de bajarle el ritmo al comercio y a la industria hasta tanto se amesete la curva de contagios de Covid-19.

“Venimos cumpliendo con la palabra empeñada de no cerrar actividades económicas y no hacer ningún confinamiento. Les hemos pedidos a los representantes de actividades económicas que pidan el Pase Sanitario, porque es la única forma de que podamos tener controlada la pandemia en la provincia”, declaró ayer Jaldo en conferencia de prensa tras anunciar las medidas que adoptó Tucumán para hacer frente a esta tercera ola de contagios.

En efecto, el ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, precisó ayer los nuevos criterios de aislamiento:

• Una persona positiva no vacunada, con tres días sin síntomas, deber estar 10 días aislada.

• Una persona vacunada, con dos días sin síntomas, debe estar siete días aislada más tres días de cuidados especiales.

Para contactos estrechos:

• Una persona no vacunada, en caso de no tener síntomas, debe estar 10 días aislada. En el caso de tener síntomas, debe testearse.

• Una persona vacunada, debe estar siete días aislada y tener los tres días posteriores de cuidados especiales. En principio se había establecido 14 días de aislamiento, pero los empleadores manifestaron su inquietud por lo prolongado del período de cese laboral del personal infectado o que es considerado contacto estrecho. A partir de esa recomendación y luego de analizar la medida con su equipo de gestión, Jaldo tomó la decisión de bajar los días de aislamiento.

Asimismo se recomendó a la sociedad que, mientras dure esta ola de contagios:

• No concurrir a eventos masivos o sociales.

• Usar barbijo correctamente (tapando nariz, boca y mentón, bien ajustado a la cara) de forma permanente en lugares cerrados o en lugares abiertos con presencia de otras personas.

• Mantener, estrictamente, la distancia social.

• Evitar el contacto con personas con factores de riesgo.

“Como hay evidencia de que la variante que está circulando en forma predominante es la Ómicron, que hace la enfermedad sea más leve, Salud consideró nuevas medidas”, justificó el titular de esa área del Ejecutivo.

Jaldo viene observando, diariamente, la ocupación de camas en los hospitales públicos, así como la cantidad de infectados que son derivados a las Unidades de Terapias Intensivas (UTI). “Mientras esos indicadores se mantengan, no habrá riesgo para el sistema”, precisó el vicegobernador en una charla con LA GACETA.

“Venimos priorizando la salud y la vida de los tucumanos con una vacunación masiva, con puestos de testeo e inmunización en diferentes lugares para mantener la temporada”, había enfatizado por la mañana cuando se refirió a las medidas que había tomado el Gobierno para evitar un colapso en la ocupación de las camas hospitalarias. Junto con Medina Ruiz, el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado, y la diputada Rossana Chahla, Jaldo se reunió con el secretario ejecutivo médico del Siprosa, Miguel Ferre Contreras, y con los jefes de las terapias Paola Martín (Hospital Avellaneda), Miguel González (Hospital Eva Perón), Virginia Manzano (Hospital Centro de Salud) y María Dolores Isa Masa (Hospital de Concepción) para trazar un panorama respecto de la situación en las UTI.

“En Terapia Intensiva tenemos un 30% a 33% de ocupación con pacientes Covid-19. Se están muriendo muy pocos y estamos teniendo uno a dos internados en el sector público por día, a pesar de la cantidad de casos positivos que tenemos. De todos modos, tenemos planes de contingencia para abrir mayores posibilidades de internación si se da la necesidad”, remarcó el ministro de Salud tras el encuentro con los terapistas.

Comentarios