El Congreso que viene: “El nuevo Senado requerirá mucho debate”

La senadora saliente Beatriz Mirkin dejará su banca el jueves próximo; adelantó que su futuro seguirá ligado a la vida política de la provincia.

03 Dic 2021 Por Nahuel Toledo
1

FUTURO. Mirkin aseguró que continuará su militancia en el Sindicato de Amas de Casa (Sacra). LA GACETA / FOTO DE JUAN PABLO SANCHÉZ NOLI

“La política no son los cargos, sino la mayor expresión de la posibilidad de mejorarles las condiciones de vida a las personas”, manifiesta Beatriz Mirkin a días de completar su mandato como senadora nacional. En diálogo con LA GACETA, la referente del peronismo tucumano aseguró que no le ha tocado representar a la provincia en tiempos sencillos por los múltiples vaivenes que atravesó la economía y los impactos que provocó la pandemia en el país. Aunque el próximo 9 de diciembre será su última participación en el Congreso, Mirkin aseguró que no se alejará de la vida política y seguirá militando y avizoró un Senado donde deberá primar el diálogo para que las leyes salgan a la luz.

- ¿Qué balance hace de su mandato?

- Yo soy militante de la política y los derechos de las mujeres desde el colegio secundario. Siempre supe que los cargos que ocupé tenían término y por lo tanto para mí el cargo es un honor y la posibilidad de tener un ingreso por lo que uno trabaja. Seguiré militando, soy fundadora del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina, soy miembro de la obra social del sindicato y por lo tanto tengo una enorme tarea por delante y espero que me den las fuerzas para poder seguir protegiendo derechos o ampliándolos porque es lo que hice en gran parte. Y creo que pude cumplir, en gran parte, en esta parte de ser senadora.

- ¿Dónde seguirá militando?

- En el sindicato y su obra social. La provincia requiere una mirada especial, el norte argentino requiere un reconocimiento particular en materia de recursos presupuestarios para que haya mayores obras de infraestructura, diques, canales, porque tenemos diversos problemas. El control también.

- ¿Está alejada del Partido Justicialista o el Frente de Todos?

- No, bajo ningún punto. Nunca estuve alejada. Estamos en un momento complejo para la Argentina y es un momento extremadamente difícil. A mí me tocó una situación extraña porque fui parte de la oposición durante la gestión de Mauricio Macri en el Frente para la Victoria. Después ganamos, volvimos al gobierno y empezó la pandemia; por lo tanto no fueron momentos fáciles para el trabajo político y para ver a la gente.

- ¿Qué cambió durante estos seis años en el Senado?

- Cambiaron las prioridades en la política. Lamentablemente el gobierno de Macri nos dejó una deuda prácticamente impagable que ahora debe negociarse porque hay que pagarla pero sin el hambre y la miseria del pueblo argentino. Eso significará un trabajo y un esfuerzo muy especial porque no es lo mismo tener los recursos en el presupuesto, que tener que llevarlos y cambiarles el destino para que se pueda pagar. Hay que pagar en dólares y los dólares no entran con facilidad a la Argentina y según el acuerdo del ex presidente hay que pagar 40.000 millones en dos años, lo que resulta imposible. Es fácil decir como Macri que la deuda se arregla en cinco minutos; bueno, si él arregla una deuda de esa envergadura en ese tiempo es porque lo hace con la plata con la que hoy comen los argentinos.

Estamos en una situación de extrema pobreza en niños, con dificultades para su alimentación. Cuando baja el consumo de la leche hay que prestar atención, hay que abrir los ojos y mirar con claridad porque cuando eso pasa es porque los niños no están creciendo bien.

- ¿Cómo se imagina que será el Senado con la nueva composición?

- Hay dos proyectos que son antagónicos. Es verdad que esta nueva conformación requerirá una importante cantidad de debates y puestas en común, es decir de aceptación. Cuando uno tiene mayoría puede llegar a imponer una decisión sobre quienes no están de acuerdo. Ahora habrá mayor debate de cada proyecto. Para que haya leyes tendrá que haber acuerdos, para que haya acuerdos debe haber escucha y para que haya escucha hay que disponerse a escuchar. Eso no es ponerse de acuerdo y opinar como el otro sino aprender de él y entenderse.

- ¿Qué proyecto de su autoría destaca?

- Hay una iniciativa que en estos momentos se está ejecutando. Se trata de la encuesta sobre el uso del tiempo que tiene que ver sobre cómo usamos, varones y mujeres, el tiempo. Internacionalmente está demostrado que las mujeres, en general, tenemos una doble jornada por las tareas de cuidados que desarrollamos y eso tiene que ver con el cuidado de niños, adultos y las tareas cotidianas del hogar. Es importante verlo, saberlo, y por eso lo está haciendo el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). La idea es que eso también se desarrolle en la encuesta de hogares para conocer, porque este tema representa un trabajo no pago de las mujeres y por lo tanto cuánto significaría pagar ese trabajo.

Esta ley resulta significativa porque es una lucha de mucho tiempo; en Argentina lo que no se paga no se valoriza. Hoy se habla mucho de la política de cuidados y por eso debe resolverse viendo cómo se resuelve, quién lo hace, quién lo remplaza y cuánto se paga porque si tuviese que pagarse no alcanzarían los recursos de todo el presupuesto argentino.

Hace 38 años que venimos trabajando en función de que se visibilicen estas tareas que se realizan sin pago alguno. La muestra del Indec se está realizando desde octubre sobre unas 300 familias seleccionadas entre los grandes centros urbanos de Argentina.

“Ojalá retomen el tema”: beneficios para pequeños cañeros

En relación a la labor realizada en el Senado, Mirkin también señaló la presentación de una iniciativa que avanzó en el Congreso, pero luego fue modificada en Diputados y “perdió su espíritu”. La ley que buscaba beneficiar a los pequeños productores cañeros de la provincia. “Hay unos 5.000 pequeños cañeros que no están incluidos en el sistema y por lo tanto no se inscriben en AFIP como monotributistas, entonces el proyecto buscaba que los pequeños azucareros hicieran de agente de retención y eso significaba que 16 empresas hicieran ingresar a 5.000 personas y sus familias al sistema que también les da la posibilidad de jubilarse y tener obra social”, remarcó la legisladora.

Asunción y una posible sesión: el 9 de diciembre jurarán los 24 nuevos senadores

Aunque todavía no está definido el horario de la última sesión del Senado con la actual conformación, ayer se confirmó que el 9 de diciembre se incorporarán 24 nuevos representantes de las provincias al cuerpo legislativo. El decreto firmado por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, detalló que el acto de jura comenzará a las 12. Por lo tanto, resta conocer en qué horario se realizará la sesión, pues había surgido la especulación de que fuera convocada antes de la jura de los nuevos senadores, y además a la medianoche de ese día culmina el mandato de un tercio de los legisladores que estarán presentes en esa reunión. Sin embargo, fuentes del oficialismo barajan la posibilidad que la sesión sea previa a la jura. Tampoco se sabe el temario, aunque todo apunta a que el Frente de Todos buscará aprobar los 116 decretos de Alberto Fernández -70 de ellos DNU- que ya tuvieron dictamen en la Bicameral de Trámite Legislativo, indicó el portal Parlamentario. Como ha sido habitual en estos años del gobierno de Fernández, con la pandemia de por medio, los decretos del mandatario fueron avalados en el pleno de la Cámara Alta, donde el oficialismo tiene mayoría, con 41 miembros. A partir del 10 de diciembre pasará a 35 integrantes. Además, se prevé que el temario incluya numerosos proyectos de interés para algunos de los senadores que se despiden. Para ello, hubo en los últimos días numerosas reuniones de comisiones donde se avanzó con iniciativas vinculadas a la salud, la educación y el ambiente. Pablo Yedlin, Sandra Mendoza (Frente de Todos) y Beatriz Ávila (Juntos por el Cambio) serán los nuevos representantes de la provincia en lugar de Beatriz Mirkin, Silvia Elías de Pérez y José Alperovich.

Dos años de licencia: José alperovich pasó un tercio de su mandato sin asistir a la cámara alta

El próximo jueves culminará el mandato y la licencia, de la que goza desde hace dos años, el senador José Alperovich. El legislador tucumano solicitó la primera licencia en noviembre de 2019, para abocarse completamente a la causa judicial que lo tiene como protagonista por la denuncia que realizó su sobrina y ex colaboradora por la presunta comisión del delito de abuso sexual.

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios