Cobos: "la distribución del agua no puede depender del servicio eléctrico"

El ombudsman de la provincia responsabilizó a la SAT por la falta de provisión del servicio, e instó a sus autoridades a brindar soluciones.

CONTUNDENTE. El defensor del Pueblo de la Provincia, Eduardo Cobos, responsabilizó directamente a la SAT por los problemas del agua en Tucumán. CONTUNDENTE. El defensor del Pueblo de la Provincia, Eduardo Cobos, responsabilizó directamente a la SAT por los problemas del agua en Tucumán. LA GACETA / ARCHIVO.
01 Noviembre 2021

El ombudsman de Tucumán, Eduardo Cobos, fue categórico respecto de la polémica acerca del deficiente servicio de agua en la provincia: la resolución de los problemas le cabe exclusivamente a la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT).

Mediante un comunicado, las autoridades de la SAT había cargado culpas sobre la Empresa de Distribución Eléctrica de Tucumán (EDET). "Es imposible cumplir con el suministro y distribución de agua en la provincia. La falta de alguna de las tres fases necesarias en el suministro de energía eléctrica, sumado a la permanente baja de tensión hacen que nuestros pozos no puedan funcionar (y), por ende, producir. La (SAT) está totalmente condicionada. A lo que se suma el desinterés de la empresa distribuidora de energía. Exigimos a EDET que regularice las situaciones para que a ningún hogar tucumano le falte lo esencial: el agua”, señalaron las autoridades de la SAT.

"Aquí hay un solo responsable de la ditribución de agua: la SAT. La distribución del agua no puede estar dependiendo de un buen o mal servicio eléctrico. El agua es elemental, esencial, es lo principal para una persona; la (SAT) no puede estar sin un sistema de energía alternativa, como un grupo electrógeno o cualquier sistema similar", señaló Cobos.

El defensor del Pueblo de la Provincia señaló que, en todo caso, las autoridades de la SAT deberían haber recurrido al Ente Único de Regulación de Servicios Públicos de Tucumán (Ersept), para que aplique una multa a EDET; pero insistió en que bajo ninguna circustancia la SAT puede evadir su responsabilidad en lo que respecta a la provisión de agua.

"La polémica tiene que importarle muy poco al usuario, al consumidor; a la gente no le importa quién tiene la culpa. Se trata de un problema fácil de resolver: hay que comprar equipos de energía. No se puede vaciar la culpa en otros sectores, que ciertamente son deficitarios. Lo de la SAT es vergonzoso", afirmó Cobos.

El ombudsman contó que cuando se hizo cargo de la Defensoría -a principios de marzo- había 3.200 expedientes de reclamos por cuestiones que involucraban a la SAT; algunos de ellos, de 2018 y de 2019. "Nosotros hemos venido hablando con ellos, elevando reclamos. No quiero poner todas las tintas en la administración actual, pero no hay que desconocer el problema del agua, hay que asumirlo; más cuando se trata de escasez; no todo pasa por el sistema de bombeo", subrayó el funcionario.

Insistió en que se deben buscar soluciones antes que culpables. "Se debe ver en qué partes hay problemas, son muchas las zonas. Se debe actuar con obras importantes. El gran problema, más que nada, son las pérdidas, porque no solo contaminan el agua, sino que gastan mucha energía. Y no son nada que no se pueda resolver con pico y pala, y  un cambio cañerías", indicó Cobos.

Finalmente, el ombudsman adelantó que avanzará con presentaciones judiciales. "Pero Dios quiera que les apliquen multas directas, porque se trata de problemas que todo el mundo está viendo, y cuando las cosas se judicializan pasa mucho tiempo y se diluye. Las multas deben ser rapidísimas. Y el Ersept debiera asumir el rol de control, porque es el organismo responsable de regular y de controlar", manifestó

Comentarios