En Tafí Viejo, la interna peronista sigue latente

La elección de autoridades del Concejo desnudó la puja de poder entre los espacios.

ROTURAS. Hasta ayer no hubo detenidos por los incidentes y se trabaja en la identificación de los responsables. ROTURAS. Hasta ayer no hubo detenidos por los incidentes y se trabaja en la identificación de los responsables.

A poco más de un mes y medio de las elecciones PASO y las negociaciones a las que arribaron Juan Manzur con Osvaldo Jaldo para mantener la gobernabilidad en la provincia, Tafí Viejo parece haberse convertido en uno de los pocos distritos de la provincia donde la interna peronista sigue a flor de piel. Ayer, siete concejales, de los 12 integrantes del cuerpo deliberativo, se reunieron en el recinto del edificio para elegir a la mesa de autoridades; mientras tanto una multitud de personas se congregó afuera para manifestarse y protagonizaron hechos vandálicos que generaron destrozos en el lugar.

En medio de un ambiente caldeado, Gabriela Suárez, del Partido Justicialista, fue reelegida como presidenta de la entidad. La vicepresidencia primera quedó para otro peronista, Alejandro Martínez, y Gabriela Olea, de Juntos por el Cambio, fue elegida vicepresidenta segunda. Pero, la realización de esta sesión extraordinaria y la elección de autoridades fueron calificadas de “ilegítimas” por parte de otros tres ediles peronistas, alineados con el intendente Javier Noguera.

“Intentan entorpecer, pegarle y ponerle palos en la rueda al intendente Noguera”, dijo el edil Maximiliano Córdoba, quien encabezaba la movilización afuera del edificio del cuerpo legislativo, y sostuvo que la mesa de conducción ratificada “no funciona y no hace funcionar al Concejo”.

En sintonía con estas críticas, Córdoba y Mariel Acosta cuestionaron a sus pares por cajonear proyectos que resultan de interés e importancia para la comunidad. “Se necesita imperiosamente que se apruebe el proyecto del Banco de Tierras porque si eso no sucede se perderán los fondos y muchas personas quedarán sin la posibilidad de tener un lote”, remarcaron.

Ambos concejales estuvieron acompañando a las personas que se manifestaron en las puertas del Concejo y teniendo en cuenta los incidentes que se registraron, ellos se pronunciaron a favor de “una marcha pacífica del pueblo” y repudiaron los hechos violentos.

“Díscolos”

El intendente Noguera utilizó e término “díscolos” para referirse a los “compañeros” concejales que convocaron a una sesión extraordinaria para elegir autoridades y les pidió acompañar la gestión, pero también mostrar un partido unido de cara a las elecciones generales del próximo 14 de noviembre.

“A pocos días de una elección central para el destino de los argentinos convoco al diálogo a los compañeros concejales de mi ciudad que perdieron la interna, y que por estos días escalaron un conflicto innecesario”, escribió el dirigente en su cuesta personal de Twitter.

En diálogo con LA GACETA, el jefe comunal con estrechos vínculos con el jefe de Gabinete de Nación, Juan Manzur, manifestó que con el gobernador, Osvaldo Jaldo, mantiene una relación “correcta”. “Lamentablemente no tuvimos comunicación por estos hechos y los intentos que hicimos para tener un acercamiento y poder encontrar una solución, no fueron exitosas”, enfatizó.

En el mismo tono, Noguera remarcó la convocatoria a la unidad y anheló que ese pedido sea aceptado. “Espero que el espacio que ha perdido en las internas reconozca el resultado de las urnas, porque todavía no lo hicieron, y se sume a la gestión”.

“Cumplir con la tarea”

El presidente de la bancada peronista del Concejo Deliberante, Francisco Toledo, salió a responder las publicaciones virtuales del intendente Noguera y cuestionó que ahora los tilde de “díscolos” cuando años atrás lo acompañaron para llegar al Ejecutivo Municipal. “Ahora capaz seamos díscolos porque exigimos la rendición de cuenta, exigimos la cuenta de inversión anual o pedimos la presentación en tiempo y forma del Presupuesto”, dijo el edil. Y agregó: “nosotros queremos cumplir con nuestra tarea de control y contralor de la administración municipal”.

El concejal también indicó que ellos están dispuestos a dialogar y de hecho lo intentaron semanas atrás pero no tuvieron respuestas. “Si los referentes principales del PJ tuvieron la grandeza de dejar las diferencias de lado, debemos tomar ese ejemplo”, dijo.

Ningún detenido: se trabaja en la identificación de los violentos

A pesar de la virulencia de la manifestación que terminó rompiendo vidrios del Concejo Deliberante, en Tafí Viejo no hubo detenidos por los incidentes. La Policía de Tucumán informó que se está trabajando con las cámaras de seguridad para dar con los violentos, pero que aún no habían logrado identificarlos. De acuerdo con las estimaciones de la fuerza de seguridad, unas 400 personas se manifestaron frente al edificio del Concejo, en la mañana de ayer. A raíz de la rotura de los vidrios se dispuso que una patrulla motorizada recorra la zona y de esta forma se eviten daños mayores contra la institución. Al cierre de esta edición, los ediles damnificados no se presentaron en la Comisaría para realizar la denuncia formal y pedir el esclarecimiento del caso.

Un acto de terrorismo: así calificó una concejala a los hechos de ayer

“Rompieron el vidrio, tiraron pirotecnia, nos amenazaban y gritaban que iban a quemar el archivo”, relata Gabriela Olea al recordar lo que vivió en el recinto del Concejo Deliberante. La vicepresidenta segunda del cuerpo repudió los hechos de violencia y responsabilizó al oficialismo municipal por lo que les tocó vivir. “Lo que pasamos fue un acto de terrorismo. El 95% de los manifestantes eran empleados de planta del municipio”, enfatizó. En relación a la sesión extraordinaria que se desarrolló para elegir a la mesa de conducción, la dirigente de la UCR defendió la convocatoria y rechazó que se haya tratado de una reunión ilegal. “Por el grupo de WhatsApp oficial se notificó de la sesión y los concejales afines al intendente Noguera dijeron que no iban a asistir. Desde

Tamaño texto
Comentarios