Se resistió al asalto y lo mataron de un tiro - LA GACETA Tucumán

Se resistió al asalto y lo mataron de un tiro

Estudiaba y trabajaba.Algunos vecinos del barrio El Progreso vieron a los asesinos, lo que posibilitó la detención de dos sospechosos. Miedo de salir a la calle. Una zona muy peligrosa.

12 Oct 2004
1

SOLO DOLOR. Muchos vecinos fueron a expresar sus condolencias. Manuel Castro, en una foto (abajo) que prestó su familia.

Un joven de 25 años fue asesinado ayer a las 5 cuando, junto a su padre, enfrentó a tres jóvenes delincuentes que quisieron asaltarlos en su casa del barrio El Progreso, de Alderetes. Manuel Martín Castro recibió un certero disparo en el pecho que le causó la muerte en el acto.
Todo empezó cuando los delincuentes entraron y el padre de la víctima, del mismo nombre, los enfrentó y empezó a pelear con ellos. El joven, al ver que su padre estaba siendo golpeado, intervino e intentó sacar al patio a uno de los agresores; en la puerta del baño recibió el balazo, efectuado con una pistola calibre 22.
José Argañaraz, vecino de la zona, contó que escuchó dos disparos mientras se preparaba para ir a trabajar, y que al salir vio a uno de los delincuentes corriendo con un arma en la mano. "No lo vi bien, pero acá todos saben, y también la Policía, quiénes son los que andan robando", dijo. El hombre se quejó, además, porque la ambulancia demoró una hora en llegar.La familia Castro tiene en su casa, en Ayacucho tercera cuadra, un quiosco en el que también trabajaba la víctima, quien además estudiaba Magisterio. "Estaba de novio con mi hija desde hace cuatro años. Estaban esperando a terminar de estudiar para casarse", contó, entre lágrimas, Margarita Jerez, madre de Miriam, quien lloraba desconsolada y no podía hablar.Manuel era un joven muy querido y respetado por vecinos y amigos; el asesinato causó malestar e indignación en el barrio. Uno de los problemas que tenían ayer los familiares de Manuel era cómo avisarle a su madre Imelda Córdoba de Castro, quien hace unos días viajó a Córdoba para cuidar a una cuñada enferma. "El era único hijo y la luz de la vida de su madre", contó una tía del joven asesinado. "Ya no se puede vivir en Alderetes; a cualquier hora estos chicos te desnudan en la calle y te sacan lo que tengas", dijo un joven amigo de la víctima. El vecino Argañaraz coincidió en que últimamente Alderetes está muy peligroso.

"Muy peligroso"
Según lo que Manuel Castro, de 48 años, le habría dicho a la Policía, dos de los delincuentes que lo abordaron en su casa serían conocidos. Los vecinos señalaron que estos jóvenes suelen usar drogas, y que andan armados por la calles asaltando a quien se les cruce. Vivirían a menos de tres cuadras de la casa de la víctima, y uno de los lugares que preferirían para sus fechorías sería el puente que cruza el canal que pasa por allí, ubicado a 30 metros de la casa de los Castro.Personal de la comisaría de Alderetes, al mando del comisario Heberto Cortez, y de la Brigada Este, al mando del comisario Ricardo Ledesma, todos supervisados por el comisario Daniel Villarreal, salió a buscar a los asesinos. Luego de varios horas, encontraron a los dos sospechosos, que son los mismos que señalaron los vecinos. Se trata de "Caco", de 16 años, y "Manuelito", de 17. Aparentemente el primero de ellos habría sido quien disparó, y ya con anterioridad habría mantenido una pelea con Manuel Castro.
Ahora los policías buscan el arma utilizada en el crimen.