Regresó a la Tierra el equipo ruso que fue al espacio a filmar una película de ficción - LA GACETA Tucumán

Regresó a la Tierra el equipo ruso que fue al espacio a filmar una película de ficción

Un cineasta y una actriz pasaron 12 días en la Estación Espacial Internacional. Volvieron a bordo de la nave Soyuz MS-18.

18 Oct 2021
1

TRIUNFANTES. Los tripulantes rusos descendieron en medio de aplausos y felicitaciones luego de haber participado de una experiencia inédita. [email protected]_iss

MOSCÚ, Rusia.- La tripulación rusa integrada por el cosmonauta Oleg Novitski, el director de cine Klim Shipenko y la actriz Yulia Peresild, aterrizó en el territorio de Kazajstán, después de pasar 12 días en la Estación Espacial Internacional (EEI) para filmar la primera película de ficción en el espacio.

El cineasta y la actriz llegaron a EEI el 5 de octubre para filmar “El desafío”.

Peresild, de 37 años, y Shipenko, de 38, junto con Novitski viajaron de regreso en la nave Soyuz MS-18 que aterrizó en las estepas de Kazajistán ayer por la mañana, informó la agencia espacial rusa Roscosmos.

“El descenso del vehículo espacial Soyuz MS-18 se hizo verticalmente y está seguro. La tripulación está bien”, dijo Roscosmos en Twitter.

La agencia transmitió el aterrizaje en su sitio web, así como todo el movimiento de los equipos de rescate para ayudar a los miembros de la tripulación a salir de la nave. Al salir, Shipenko, que se veía cansado pero en buenas condiciones, saludó con una mano a las cámaras y a las personas presentes, antes de ser llevado a una revisión médica. Peresild, quien interpreta el rol principal en la película, salió entre aplausos y con un ramo de claveles blancos.

“Aterrizamos muy bien. Oleg es genial. No da miedo volar con él. De hecho, estoy un poco triste porque nos parecía que 12 días eran muchos, pero cuando todo estaba terminando, fue difícil decir adiós. Después de todo, está claro que fue una oportunidad única en la vida “, dijo la actriz, que fue seleccionada en un casting en el que se presentaron más de 3.000 solicitantes.

Roscosmos, el Canal 1 de la televisión nacional y los estudios de realización Amarillo, Negro y Blanco, son los productores del filme, que ha contado con un gran despliegue promocional por su carácter de primicia en la órbita.

Los cineastas rusos se adelantaron así a un proyecto similar que había sido anunciado por el actor estadounidense Tom Cruise en colaboración con NASA y la empresa SpaceX de Elon Musk, quien también desarrolla viajes turísticos al espacio y compite contra otros empresarios como Jeff Bezos y Richard Branson.

“El Desafío” contará la historia de una cirujana (Peresild) a bordo de la EEI, que debe salvar a un astronauta. “Trabajamos muy duro y estamos muy cansados, aunque nos mantenemos de buen humor y sonreímos. Fue psicológica, física y moralmente difícil, pero creo que una vez que logremos el objetivo todo eso no nos parecerá tan difícil y lo recordaremos con una sonrisa’, dijo Peresild sobre la experiencia.

Explicó que durante la preparación no le resultó fácil aprender sobre el diseño y el manejo de la nave.

“Durante las dos primeras semanas, estudiaba hasta las 4 (hora local), todas las noches. Hay tantos acrónimos, y si no los aprendes todos, no entenderás nada más adelante’, dijo.

El director del futuro largometraje coincidió en que el entrenamiento fue duro. “Por supuesto que no pudimos hacer muchas cosas en el primer intento y, a veces, incluso en un tercer intento, pero es normal”, expresó.

Shipenko, de 38 años, cuanta en su filmografía con Salyut-7 (2017) y Esclavo (2019), dos largometrajes de gran éxito de taquilla en Rusia.

Los cosmonautas rusos Novitski, Piotr Dubrov y Antón Shkáplerov que se encontraban a bordo de la EEI también participaron en el rodaje de la película.

El viaje de los cineastas rusos hacia la ISS no se produjo sin incidentes. Shkaplerov tuvo que acoplar manualmente la nave al laboratorio espacial.

Mientras los controladores rusos estaban haciendo pruebas, el viernes, en la cápsula Soyuz MS-18, que debía trasladarlos de vuelta a la Tierra, los motores se activaron de repente y cambió la posición de la EEI, sin que esto representara ningún peligro. (Especial)

Comentarios