El festejo por su día no la desviará de su meta - LA GACETA Tucumán

El festejo por su día no la desviará de su meta

Villareal no hace ninguna pausa porque quiere llegar de la mejor manera al Nacional Master.

17 Oct 2021 Por Mariana Apud
3

EN BUENOS AIRES. Villareal se sintió a gusto compitiendo en las calles porteñas.

Es imposible que Marcelo, Candelaria y Patricio le lleven el desayuno a la cama a Viviana Villareal. De las opciones para hacerle un regalo del Día de la Madre a la atleta, el popular obsequio está tachado en la lista de su marido y sus dos hijos. “Los domingos hago mi entrenamiento de fondo, que por lo general es de 20 kilómetros”, detalló Villareal. El festejo de su día no afectará la rutina. No se puede desaprovechar el envión positivo que su cuerpo experimenta. “No me tomo el día porque dentro de tres semanas voy a correr una prueba muy importante: el Nacional de Mayores en Entre Ríos”, explicó la dama de 49 años.

Con ese objetivo en mente, Villareal le pone un poquito de freno a los agasajos por ser mamá. Una breve pausa modificaría la estela del buen rendimiento que logró hace una semana en la media Maratón de Buenos Aires, donde quedó cuarta en la categoría 45-49 años. “No me lo esperaba”, reconoció. “Pero yo tengo algo así como un slogan: yo lo busco, lo intento y ahí voy. Sabía que no iba a salir primera, pero iba a buscar lo mejor de mí”, destacó la atleta.

EN FAMILIA. Candelaria, Marcelo y Patricio apoyan a la atleta en cada momento.

En las primeras horas de hoy, por la avenida Perón, Viviana seguirá puliendo su versión de deportista durante casi dos horas. Después sí, le dejará espacio al festejo. “Al mediodía lo paso con mi mamá y con mi suegra, a la tarde. Me tengo que dividir, je”, contó Villareal los pasos a seguir en la jornada festiva. Orden es lo que ella reconoce como clave para que su vida sea como es. “Cuando lo acomodás, es cuando fluye. Sino, no lo podés hacer”, sintetizó. También reconoce que para llegar a ello hay que ver la realidad con un estilo “modo equilibrista” porque el tiempo no sobra. “Tenés tiempo, pero son cinco minutos para todo”, contó la corredora y ejemplificó. “En el tiempo que los chicos están en el entrenamiento, yo me acomodo para hacer el mío. Cuando están en el colegio, hago cerámica. Y así”, contó Villareal.

Si hoy puede mantenerse en competencia y aspirando a conseguir un título nacional en su categoría -como planea hacerlo-, es porque desde muy joven siempre tuvo en claro que todo proyecto de vida, la carrera de Fonoaudióloga que concretó o formar una familia, iría a la par de lo deportivo. “Lo internalicé desde chica. Desde los 14 años que me muevo así. Jugaba al hockey en Huirapuca y cuando tuve mi primera convocatoria a un seleccionado provincial, me las ingeniaba para estar acá y en Concepción. Me hacía tiempo y tenía asistencia perfecta al colegio. Lo mismo pasa con el trabajo ahora: no falto nunca”, explicó. Villareal trabaja cumpliendo funciones administrativas en el edificio más importante de la ciudad: Casa de Gobierno. “Amo trabajar, le pongo la misma actitud que al deporte. No es un peso para mí”, reconoció la atleta, pese a la gran responsabilidad que implica trabajar en el lugar.

Villareal es palabra autorizada para aconsejar. ¿Se puede empezar de adulto con un estilo de vida tan combinado? “Siempre incentivo: todas podemos. ‘A mí no me gusta correr’, me dicen. ‘Bueno, no corras, pero caminá’, les digo. Media horita, tres días a la semana. La siguiente vas a querer caminar 40 y vas a sentir la ropa más suelta. Cuando no querés, es porque no tenés ganas. Es voluntad”, sentenció Villareal que no permitirá que lo especial del día, modifique su vida normal de la jornada dominguera.

Comentarios