Un pequeño glosario del hampa tucumana - LA GACETA Tucumán

Un pequeño glosario del hampa tucumana

Policías, abogados y funcionarios judiciales utilizan términos para identificar algunas modalidades delictivas. Palabras que surgieron para definir algunas actividades ilícitas y sus consecuencias.

26 Sep 2021 Por Gustavo Rodríguez
2

Muchas de esas palabras no aparecen en ningún diccionario, mucho menos en el de la Real Academia Española. Pero sí existe uno en la calle que es muy utilizado por policías, abogados penalistas y funcionarios judiciales. De alguna manera, son términos que definen una modalidad delictiva y que se usa para identificar con una sola palabra a los que cometen un determinado ilícito. Pero así como aparecen nuevas definiciones en este particular glosario del hampa tucumana, otros van desapareciendo con el paso del tiempo a la misma velocidad con que lo hace la actividad delictiva.

Los aportes vienen de los diferentes ilícitos. Del robo, de las estafas, de los crímenes y del oscuro mundo del narcotráfico que definen actividades y generan palabras por las consecuencias que generan ese negocio de la muerte. Estas son algunas de los términos que más se utilizan:

Boteros

Son las personas que mediante engaños se apoderan del dinero de desprevenidos en plena calle. Se hacen pasar por conocidos solicitándoles efectivo en nombre de terceros.

Cablero

Término que se puso de moda en los últimos tiempos y que identifica a las personas que se dedican al robo de cables o de transformadores para obtener el cobre o el aluminio.

Claveros

Así son conocidas las personas que utilizan un elemento punzante para violentar cerraduras y apoderarse de un botín. Por ejemplo, cerraduras de autos de los que sustraen principalmente ruedas de auxilio y algún objeto de valor que la víctima dejó en su interior. Pero también se denomina así a los que “revientan” las trabas de las motocicletas que dejan sus propietarios estacionadas.

Chupete

Herramienta que normalmente utilizan los claveros. Consiste en una T de hierro que en su extremo tiene una punta que permite violentar las cerraduras con extrema facilidad (foto).

Cocineros

Llaman así los hombres y mujeres que están capacitados a estirar la droga que luego será comercializada.

Cuenteros

Se trata de los que realizan los conocidos “cuentos del tío”. Hay numerosas maniobras, pero la más moderna es hacerse pasar por un pariente que les solicita una importante suma de dinero o de joyas que será retirada del domicilio por un tercero.

Dealers

Se conoce así a la persona que vende las drogas más costosas (cocaína pura, éxtasis y pepas, entre otras). Puede trabajar al servicio de un tercero o vender sus propios productos.

Entraderas

Son los asaltos que sufren las personas cuando están por ingresar a sus domicilios. Esta modalidad delictiva tuvo un auge en la etapa más dura de la pandemia.

Escruchantes

Es el nombre que reciben las personas que se dedican a cometer “escruches” que son los robos a casas en las que no se encuentran sus propietarios.

Inhibidores

Este es uno de los términos más llamativos. Se llama así a los que utilizan dispositivos para bloquear el cierre centralizado de los automóviles. Popularmente se lo conoce como inhibidores de alarmas y de allí surgió el nombre de los que cometen este tipo de robos.

Mecheras

Son las personas que se dedican a robar mercadería en comercios (especialmente prendas de vestir y calzados) y en supermercados (últimamente champú, crema de enjuague y repuestos de máquinas de afeitar por su valor).

Motoarrebatadores

Hace más de una década se bautizó así a los delincuentes que se trasladaban en moto y arrebataban las pertenencias a los transeúntes. Esa palabra dejó de utilizarse al ir creciendo la modalidad de este delito, ya que había delincuentes que cometían estos robos a pie y hasta en bicicleta.

Motochorros

Palabra “aporteñizada” (en nuestra provincia sería “motochoro” porque en el lunfardo básico tucumano no existe “chorros”, sino “choros”) que define en general a los que cometen delitos utilizando motocicletas como medio de transporte. Este término, como el anterior, con el tiempo, irá desapareciendo. Por ejemplo, cada vez son más los homicidas que utilizan ese medio de movilidad para cometer crímenes y por el momento no apareció la palabra “motoasesinos”.

Mulas bancarias

Fueron bautizadas con ese término las personas que prestan sus nombres para que se abran cuentas que serán utilizadas para depositar el dinero que obtienen a través de estafas telefónicas o informáticas.

Pasacinteros

Se llamaba así a los que se dedicaban al robo de estéreos de vehículos. Estos ladrones, como la modalidad delictiva, fue desapareciendo con el avance de la tecnología y luego de que las compañías aseguradoras dejaron de dar cobertura al robo de este elemento.

Piperos

Ese es el nombre que reciben los ladrones de poca monta que tienen severos problemas de adicción y que buscan cualquier tipo de objeto para sustraer para cambiarlos por dosis de droga. Los llamaron así porque normalmente cargan pipas caseras para fumar pasta base o paco.

Plaga

En los barrios se utiliza esta palabra con tinte despectivo para definir a los jóvenes con problemas de adicción que cometen todo tipo de robo.

Pungas

Son los delincuentes que aprovechan descuidos para quedarse con los celulares o billeteras de sus víctimas. Antes eran conocidos como “carteristas”, pero al ir creciendo los botines que podían conseguir se comenzó a llamarlos así.

Ruederos

Otro de los nuevos términos que aparecieron en los últimos tiempos y que se dedican a robar las ruedas de auxilios de vehículos.

Rompevidrios

Es el nombre de los ladrones que se dedican a atacar a los automovilistas desprevenidos. Normalmente utilizan un martillo o una bujía atada a un cordón para romper las ventanillas y apoderarse de los objetos de valor que hay en el interior del vehículo.

Salideras

Robo a personas que retiran dinero de entidades bancarias o empleados de empresas que van a realizar depósitos importantes. Los delincuentes cometen estos ilícitos después de haber hecho una tarea de inteligencia. Utilizan motochorros o rompevidrios para concretar los ataques.

Sogueros

Se conocía así a las personas que ingresaban a viviendas para apoderarse de la ropa que estaba colgada en las sogas. Con el paso del tiempo estos ladrones dejaron de quedarse con prendas vestir, sino que se apoderan de objetos de mayor valor como bicicletas, sillas de plásticos y herramientas, entre otras.

Soldaditos

Son los jóvenes que contratan las redes de narcomenudeo para que vigilen los quioscos de venta de drogas. Pero también puede realizar otras tareas como traslado de dosis o de custodia.

Tarjeteros

Personas que se apoderan de los datos o de las mismas tarjetas de créditos de terceros y realizan compras en diferentes comercios. Muchas veces cuentan con la complicidad de empleados infieles.

Transa

El vendedor de drogas de los barrios que trabaja a las órdenes de las organizaciones de redes de narcomenudeo.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios