UNT: Los 56 títulos entregados en Artes marcaron un cambio en una situación compleja - LA GACETA Tucumán

UNT: Los 56 títulos entregados en Artes marcaron un cambio en una situación compleja

El año pasado, la Universidad de Tucumán dio alrededor de 4.500 diplomas, cuyos trámites se habían iniciado antes de 2020.

24 Sep 2021 Por Roberto Espinosa
2

Responsable del dolor, la muerte, el quebranto económico y espiritual, llegó tal vez para patear el tablero de la realidad y desbaratar hábitos fuertemente arraigados en el mundo, también excusa para justificar cosas que pudieron hacerse y no se hicieron. Sin duda, la educación fue uno de los sectores que tuvieron que adaptarse a la incómoda virtualidad, con resultados dispares. Producto de la cuarentena, hubo casas de altos estudios que se paralizaron en diversos aspectos, como la de la Universidad Nacional de Tucumán, y los egresados figuran entre los más afectados, de los que tuvieron problemas para obtener su título. “Yo soy monotributista, tengo que pagar Rentas y al no tener el título, no me reconocen el certificado de título en trámite, me está perjudicando esta situación, cuando en realidad si tuviera el título universitario tendría que pagar mucho menos. Para inscribirte en la Junta tenés que presentar la constancia del título en trámite, la Junta te lo acepta, pero por un año, todos los años tenés que pedir en Sección Alumnos la constancia. Hay becas o maestrías que te piden el título y no te aceptan esa constancia. Mi hermana se recibió el año pasado en la Unsta y ya tiene el título”, comenta Hernán, que se recibió de licenciado en Artes Plásticas en febrero de 2019 e inició el trámite para obtener el diploma en abril de ese año; hasta el momento no tiene novedades.

En septiembre pasado, la Facultad de Artes, que se ha caracterizado por la morosidad en la entrega de estos certificados, otorgó 56 títulos a graduados en diferentes carreras. “Apenas llegan los títulos los entregamos. Hace varios años nos hicieron una auditoría, no en nuestra gestión, y a partir de ahí se empezaron a hacer correcciones en la oficina de alumnos porque había cosas que se hacían mal. En general, cuando hay épocas de elecciones, la gente de la contra comienza a espulgar y a saca cosas viejas y a decir: ‘a mí no me llega, no sé cuántos años…’, afirma Ana Lía Sorrentino, vicedecana de Artes.

La funcionaria señala que “en general, los que tienen problemas de demora en títulos es porque alguna cuestión tuvieron. A principios del año pasado, se cambió la forma de expedir los títulos y pasaron a ser con unas características de digitalización que antes no se hacían y tuvimos que devolver todos los títulos que habían llegado hasta ese momento para que se hicieran de nuevo y ahí hemos tenido una demora. Aparte, hemos tenido un problema: la persona que cargaba los títulos se tomó un año y medio por ser diabética y como la ley la amparaba, no pisó la Facultad en todo el año. La otra persona que confecciona los diplomas, tuvo que dejar de hacer esa tarea, para adelantar el trabajo atrasado de ella, que recién se reintegró en agosto. El año pasado sí hubo trámites porque íbamos recibiendo y entregábamos los que venían de Buenos Aires. Después tuvimos que poner a un muchacho que está en la biblioteca para colaborar en esa oficina para cargar los títulos”, asegura la docente.

En Filosofía y Letras hubo un aumento en la cantidad de egresados

Muchos estudiantes rezagados, de planes vencidos o caducados, pudieron recibirse con la virtualidad en la pandemia.

Pese a las dificultades ocasionadas por la cuarentena, en la Facultad de Filosofía y Letras hubo algunos hechos positivos. “En líneas generales, la situación de la virtualidad y de la pandemia, permitió curiosamente que muchos estudiantes, sobre todo de planes, vencidos o caducados, que son del 69, pudieron recibirse el año pasado y hemos notado que hubo un aumento en la cantidad de egresados en el 2020. La Facultad entregaba unos 250 títulos por año y en el 2020, entregamos como 300 y en lo que va de este año, vamos entregando unos 150”, manifiesta el magister en Historia, Santiago Rex Bliss, vicedecano de esa casa de estudios.

Respecto de la cantidad de trámites pendientes, el docente dice: “cuando cierro un año, por ejemplo, el 2020 y lo comparo con los anteriores, siempre se nota un aumento de la cantidad de egresados que es de un 20 o 25% más, es significativo, sobre todo en grupos de personas a las que les quedaban muy poquitas materias para recibirse y que a lo mejor, habían dejado o estaban con las cosas pendientes y aprovecharon la pandemia para recibirse, esa es la explicación que le encontramos”.

Rex Bliss apunta que durante 2020, académicamente se funcionó virtualmente. “Pero las oficinas no funcionaron durante una parte del año porque estuvieron cerradas, entonces eso generó que se acumularan una serie de tramitaciones de títulos que quedaron pendientes en la oficina de nuestro Departamento Alumnos. Vos tenías chicos que rendían sus materias y se recibían pero que no había el circuito administrativo para tramitarles la constancia de egreso. Entonces cuando empezamos este año, y comienzan a trabajar las oficinas, arrancamos con más de 300 constancias atrasadas de títulos en trámite cuando empezamos el año; eso lo conseguimos destrabar, pero títulos pendientes hay muchos todavía”, señala.

La secretaria académica de la UNT, Carolina Abdala, explica que el procedimiento para obtener el título no ha variado. “Lo único que se ha hecho, por ejemplo… uno de los requisitos es hacer libre deudas de biblioteca y estos pasaron a ser virtuales, con lo cual los chicos no tienen que ir por cada biblioteca pidiéndolos. Otra cosa fue suspender el pago de arancel, pero en otro aspecto no ha cambiado la modalidad. Los trámites se inician en las facultades y estas van tomando sus propias decisiones; el año pasado habían implementado hacia final de año un sistema de turnos”, señala.

La académica cuenta que el año pasado emitieron alrededor de 4.500 títulos, diplomas y certificados analíticos. “Esos 4.500 títulos han sido gestionados desde antes de la pandemia o hasta marzo, porque cuando todo se cerró, no se recibían trámites en las facultades; entonces se suspendieron los inicios de trámites de títulos. En el 2020 hubo pocos inicios de trámites de títulos, luego paulatinamente tendió a reacomodarse. Pero la oficina de títulos de la Universidad funcionó todo el año pasado, por eso pudimos trabajar con trámites ya iniciados, avanzar y entregar todos esos diplomas”, dice.

La funcionaria explica que el trámite tiene dos partes: una que se inicia en Facultad y luego llega al rectorado. “A veces hay problemas en las facultades y otras, lentitud en el Rectorado, pero no es generalizado. El graduado presenta una nota en su facultad pidiendo la emisión de diploma y certificado analítico, la facultad chequea la información, que los papeles estén en regla. Se manda el expediente al Rectorado, que hace nuevos controles, emite el diploma que vuelve a la facultad para que las autoridades lo firmen y lo devuelven al diploma con el analítico impreso… tanto el diploma como el analítico tienen que tener la aprobación del Ministerio de Educación, que le devuelve todo digital al Rectorado”, indica.

- La Ley de Educación Superior (N° 24.521) establece que “tales títulos y certificados deberán ser expedidos en un plazo no mayor a los 120 días corridos contados a partir del inicio del trámite de solicitud de título”, ¿la UNT cumple con ese plazo?

- Eso es lo que dice la ley; en la práctica, nosotros no lo cumplimos y eso se explica por todos estos pasos; en el Rectorado tenemos mucho celo en los controles y eso también demora; parte tiene que ver con eso, estamos trabajando para aceitar eso, para que se achiquen los tiempos.

- ¿Otras universidades cumplen con la ley?

- No lo sé, puedo consultar con mis colegas, secretarios académicos de otras universidades. Probablemente, la Universidad del Litoral, que ya tiene un circuito de emisión de diplomas y analíticos completamente digital, lo esté alcanzando, pero también es cierto que en los últimos años ha habido desde la Dirección Nacional de Gestión Universitaria algunas revisiones de los procesos y eso también los ha vuelto lentos. Se ha podido ir corrigiendo algunos errores que había en todas las universidades, por ejemplo, en la carga de los datos de los alumnos, planes de estudios en la materia se llamaba Matemática I y solo estaba cargada como Matemática, cosas como esas pero que ya fueron corregidos en el 2018, eso aceleró bastante los trámites de títulos nuestros. Pero luego vino la pandemia, que ha provocado una situación de demora porque se suspendieron los inicios de trámites. Estamos haciendo un enorme esfuerzo para ir mejorando y acelerando la emisión de los diplomas.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios