San Martín: bronca y dolor por una tarjeta impensada - LA GACETA Tucumán

San Martín: bronca y dolor por una tarjeta impensada

Por haber llegado al límite de amonestaciones, Ballini se perderá el duelo contra Almirante.

01 Sep 2021
1

¡QUÉ COBRÁS! Rivero le muestra a Ballini la amarilla que lo dejará afuera del partido con Almirante. El volante no dejó pasar la oportunidad de manifestar su enojo. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Pasan las horas y no digiere la bronca. Perderse una “final” como la que San Martín jugará el sábado en Isidro Casanova no era algo que estaba en sus planes. Podía pasar porque él es el volante que da el equilibrio al equipo, pero no de la manera en la que se dio.

“Estoy muy caliente, ni siquiera pude disfrutar una victoria que fue muy importante para nosotros”, dice Matías Ballini en diálogo con LG Deportiva, aún masticando bronca por esa amarilla que le costará ver el juego contra Almirante Brown desde su casa, sentado y sufriendo frente al televisor.

Corría el minuto 75 del duelo contra el “Torito”, su equipo ganaba 2-1 y Pablo De Muner había decidido cambiar a Marcelo Estigarribia. “Chelo” quería dejar el campo por medio y saludar a su reemplazante, pero los jugadores rivales se le fueron encima y comenzaron a empujarlo. El goleador ligó una amarilla y vio de cerca como Ballini recibía el mismo “regalito” de parte del juez Rodrigo Rivero. “La terminé ligando por estar cerca de la situación. Fui a tratar de llevarme a Marcelo, a quien estaban empujándolo y recibí la tarjeta. Una verdadera lástima”, explica con los ojos color fuego y la lengua llena de dados venenosos, listos para dispararlos contra el árbitro santiagueño. “Se le fue el partido de las manos, no está en condiciones de manejar situaciones de juego. Primero dejó que nos pegaran muchísimo, incluso hasta faltas de mala leche. Se les fue el partido y la terminé ligando yo. Eso me da mucha bronca”, remata el volante central.

Por su experiencia, se transformó en un referente del grupo; y pese a que no podrá decir presente en un partido en el que San Martín se jugará mucho más que tres puntos, habla, aconseja y advierte posibles situaciones a sus compañeros. “Almirante es una final, una guerra, es la posibilidad de poder pasar al líder de la zona y demostrar que el puesto en el que estamos lo generamos nosotros; con todo lo que venimos haciendo. Estoy convencido que los chicos van a hacer un buen partido”, jura, pidiendo dejar de lado esas licencias que el “Santo” mostró ante Chicago. “En el primer tiempo nos faltó un poco de actitud, algo que no puede ocurrir más. Lo hablamos en el entretiempo, salimos con otra cabeza y se vio reflejado en el resultado. Vestimos una camiseta muy grande como la de San Martín y no podemos pensar que por enfrentar a rivales que están abajo o vienen mal, ya tenemos ganado el partido. Tenemos que jugar cada minuto a muerte para lograr lo que todos queremos”, concluye Ballini, quien pese a no poder estar en Casanova le pone todas las fichas a sus compañeros.

Comienza a definir el equipo

Hoy, el plantel se entrenará desde las 17 en La Ciudadela. Allí, De Muner comenzará a darle forma al equipo que irá a Isidro Casanova en busca de la cima. Rodrigo Herrera parece ser una fija para reemplazar a Ballini, aunque Santiago Gallucci Otero es otra posibilidad. El DT sigue de cerca la evolución de Tino Costa.

Árbitro confirmado

Mario Ejarque salió en el sorteo como juez para dirigir el duelo contra Almirante Brown. La otra alternativa era Pablo Dóvalo. Ejarque ya dirigió al “Santo” en dos ocasiones durante la actual temporada; ambas de local: derrota 0-1 con Chacarita y triunfo 2-1 sobre Estudiantes de Río Cuarto.

Comentarios